15/12/2022 a las 20:28

CET


En el balance anual de la sección de ciencia, hablamos de los relatos científicos más impactantes, emotivos y relevantes del año, de las historias que, de alguna manera, nos han sorprendido, intrigado o impresionado más

Hay quien cree que la ciencia es aburrida, lejana y hasta cierto punto abstracta y quien, por lo contrario, vive cada pequeño avance científico como un logro para la humanidad. Decía Feynman que lo más maravilloso de la ciencia es que está viva. Y que su avance es una sucesión de historias emocionantes. Así que este año, en el balance anual de la sección de ciencia, hablaremos de los relatos científicos más impactantes, emotivos y relevantes del año. De las historias que, de alguna manera, nos han sorprendido, intrigado o impresionado más.

Estas son las historias científicas más importantes del 2022

Un telescopio para viajar en el tiempo

La historia científica más importante del año es la del telescopio espacial James Webb: la misión más potente lanzada hasta la fecha para observar el universo. La revista científica ‘Science’ destaca este observatorio espacial como el ‘breakthrough’ del año y ‘Nature’, por su parte, recoge la historia de Jane Rigby, una de las astrónomas que han liderado este proyecto, como una de las más ilustres del año. «Este telescopio nos mostrará el universo como nunca lo habíamos visto antes», explicaba la científica española Begoña Vila, encargada de coordinar los instrumentos a bordo del telescopio espacial James Webb, en vísperas del lanzamiento de esta histórica misión.

El telescopio Webb despegó hace justo un año, en el día de Navidad, tras más de 20 años de desarrollo, una inversión de 10.000 millones de dólares y un camino plagado de polémicas, imprevistos y contratiempos. Pero, pese a todo, Webb ha conseguido alzar el vuelo, desplegarse con éxito en el espacio y convertirse en el instrumento más sofisticado jamás lanzado. Sus lentes son hasta 100 veces más potentes que las de sus predecesores. En sus primeros meses de observaciones, Webb ha conseguido ‘fotografiar’ el espectacular nacimiento de estrellas en la nebulosa de Carina, un quinteto de galaxias chocando entre sí, una estrella moribunda rodeada de un mar de y la imagen infrarroja más profunda y nítida jamás captada del universo distante. 

Imagen del telescopio espacial James Webb. |

Corazón porcino

Una de las historias científicas más impactantes del año fue el primer trasplante de un corazón genéticamente modificado de cerdo a un hombre. La noticia dio la vuelta al mundo y, según explican los expertos, abre un nuevo capítulo en los libros de la historia de la medicina. Es la primera vez que se logra con éxito modificar el órgano de un animal, trasplantarlo a un humano y conseguir que funcione ‘con normalidad’. Aunque, eso sí, en este caso solo funcionó durante unas semanas. La revista científica ‘Nature’ destaca la figura el doctor Muhammad Mohiuddin, el especialista a cargo de la operación, como una de las más destacadas del año.

Hablando de cerdos, por cierto, la ciencia de este año ha dejado otra gran noticia porcina. Según anunció la revista ‘Nature’, un equipo de científicos de la Universidad de Yale consiguió ‘resucitar’ los órganos de un cerdo una hora después de la muerte del animal. Esta técnica podría, algún día, utilizarse para aumentar la disponibilidad de órganos para trasplantes. En el diario bautizamos el hito como ‘Porkenstein’.

Voces contra el caos climático

En un año especialmente marcado por la crisis climática, la ciencia para entender el futuro del planeta ha protagonizado muchas historias científicas. La revista ‘Nature’ destaca la publicación del último informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, la lucha por conseguir un fondo para paliar pérdidas y daños causados por la crisis climática en el sur global y, en general, el papel de los profesionales que han alzado la voz para concienciar sobre este problema. Los editores de la revista destacan, con especial énfasis, la figura de la científica ucraniana Svitlana Krakovska, el investigador bangladesí Saleemul Huq y el diplomático Antonio Guterres, secretario general de Naciones Unidas.

Genes antiguos

Quién iba a decir que el estudio de los genes antiguos iba a traer tantas alegrías este 2022. Este año, el biólogo sueco Svante Pääbo recibió el Premio Nobel de Medicina por sus estudios pioneros sobre la evolución humana, el genoma de los neandertales y el descubrimiento de la misteriosa especie de los Denisovanos. Un estudio ha mostrado el primer retrato genético de una familia neandertal y, a su vez, ha desvelado una historia de incestos y migraciones. Y otro análisis ha conseguido secuenciar las muestras genéticas más antiguas del mundo y reconstruir cómo era el planeta hace dos millones de años.

Reconstrucción artística de un paisaje de hace dos millones de años en Groenlandia. |

Noticias víricas

Los virus han vuelto a protagonizar la ciencia del año. Empezando, cómo no, por el covid-19. La revista ‘Nature’ destaca, por un lado, los estudios sobre las variantes genéticas emergentes y, por el otro, la lucha por entender el covid persistente. También destacan las investigaciones sobre la otra gran enfermedad infecciosa que ha brotado este año: la viruela del mono. ‘Science’, por su parte, destaca como uno de los avances científicos más importantes del año el estudio que desveló un vínculo entre el virus de la «enfermedad del beso» y la esclerosis múltiple. 

Misiones espaciales

El 2022 ha sido un año verdaderamente espacial. Y no solo por el despegue del James Webb. Este año el mundo ha sido testigo de varias hazañas extraterrestres. Como el viaje de la misión DART, el primer proyecto de defensa interplanetaria de la historia. O el despegue del programa Artemis, el nuevo ‘trampolín’ para llevar a una nueva generación de astronautas a la Luna. En EL PERIÓDICO, del grupo Prensa Ibérica, por cierto, explicamos cómo este tipo de misiones dependen de unas antenas españolas escondidas en el corazón de la sierra madrileña: el Deep Space Communications Complex de Madrid (MDSCC) de Robledo de Chavela.



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí