15/12/2022 a las 06:05

CET


Los de la Gran Manzana necesitaron una prórroga para doblegar 120-128 a los Chicago Bulls

Quinta victoria consecutiva de los neoyorquinos, que ya son sextos en el Este

Julius Randle, con 31 puntos, y Jalen Brunson, con 30, prolongaron este miércoles el vuelo de los New York Knicks, que sumaron su quinta victoria consecutiva en la NBA al imponerse por 128-120 a los Bulls en el United Center de Chicago tras pasar por una prórroga. La gran noche de la pareja de los Knicks tumbó a unos Bulls que sufrieron su segunda derrota consecutiva en una prórroga, después de caer en Atlanta ante los Hawks con una canasta sobre la bocina.

Los Knicks dieron un golpe en la mesa y se impusieron en un duelo de alto nivel espectacular entre dos franquicias históricas, la segunda (los Knicks, 6.100 millones de dólares) y la cuarta (los Bulls, 4.100 millones) más valiosas de la NBA, divididas por una rivalidad que tuvo su auge entre finales de los años 80 y los años 90. Randle dominó con un doble doble de 31 puntos y 13 rebotes con 7 asistencias, mientras que Brunson, que llegaba a esta cita tocado en un pie, regaló detalles de clase y acabó con 30 puntos, 2 rebotes y 7 asistencias. Lideraron a unos Knicks que demostraron más personalidad que los Bulls en el momento clave, en una prórroga que acabó con un rotundo 11-3. En el equipo de Tom Thibodeau, que se asentó en la zona de ‘playoffs’, también brilló RJ Barrett, con 22 puntos y seis rebotes.

A los Bulls, que perdieron cinco de sus últimos siete partidos, no les bastó con un gran DeMar DeRozan, que aportó 32 puntos, ni con los 25 puntos de Zach LaVine. El montenegrino Nikola Vucevic metió 19 puntos, pero no pasó de los 7 rebotes y no tuvo acierto en la prórroga.

Brunson ilumina, Randle acierta

Con Brunson en el motor, la ofensiva de los Knicks funcionó desde el primer momento y los hombres de Tom Thibodeau arrancaron con un contundente 11-2. Julius Randle dominó con 15 puntos y con su intensidad en la pintura (4 rebotes en el primer período), pero Nikola Vucevic, con 8 puntos, Coby White y Patrick Williams, con 7 cada uno, consiguieron limitar la desventaja a un punto (29-28).

DeRozan igualó el duelo en el 33-33, pero en ese momento Brunson aumentó el nivel y con un brillante 5 de 6 en tiros y unas jugadas espectaculares lanzó a los Knicks. Tres triples consecutivos, uno de RJ Barrett y dos de Miles McBride, unidos a una penetración de Brunson subieron el 55-41 al luminoso con 4.53 por jugar en el segundo cuarto. Randle cargó de faltas a la defensa de los Bulls y, con 18 puntos, 8 desde la línea de libres, envió a los Knicks al descanso por delante 64-55.

Los Bulls remontan 14 puntos

Fue LaVine, con 9 puntos y un mate poderoso en la apertura del tercer período, el que lideró la reacción de los Bulls, que remontaron hasta conseguir la primera ventaja de la noche gracias a un mate de Vucevic para el 77-76. Sin embargo, Brunson, con una jugada de cuatro puntos, y Randle, que conectó el triple del 92-85 (27 puntos), sostuvieron a unos Knicks que llegaron al último período con cuatro puntos de ventaja (92-88). Aunque con margen reducido, los Knicks controlaron el partido en el último cuarto y estuvieron cuatro puntos arriba en el 117-113 con un triple de Grimes a falta de menos de dos minutos para el final, pero los Bulls, con un gran DeRozan, consiguieron remontar y forzar la prórroga. La estrella de los de Missouri anotó los últimos cuatro puntos de los Bulls, después de que Patrick Williams lograra un taponazo ante Randle.

Los Knicks arrasan en la prórroga

La inercia favorecía a los Bulls en la prórroga, en un United Center enloquecido, pero el equipo de Donovan se derritió por completo. Tan solo anotaron 3 puntos y los Knicks los sentenciaron a un minuto del final con un triple, con rebote favorable en el aro, de Randle. Fue el 125-119 que dejó tocados a los Bulls, incapaces de anotar. Después de la primera canasta de DeRozan para el 119-119, los Bulls terminaron el duelo sufriendo un contundente 9-1. La guinda a la victoria la puso Brunson, con una gran jugada que dejó a Caruso tendido al suelo antes de conectar el triple del 128-119. El United Center ya se iba vaciando cuando LaVine subió el definitivo 120-128 al marcador.



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí