(CNN) — Alrededor de 300 turistas de todo el mundo están varados en la antigua ciudad de Machu Picchu debido a las protestas que se desarrollan hace días en Perú, dijo a CNN el alcalde de Machu Picchu, Darwin Baca. Entre los varados hay peruanos, otros sudamericanos, estadounidenses y europeos, agregó Baca.

El expresidente Pedro Castillo fue acusado y posteriormente arrestado a principios de diciembre tras anunciar su plan para disolver el Congreso. Los disturbios provocados por su arresto generaron advertencias internacionales sobre los viajes a Perú.

“Le hemos pedido al Gobierno que nos ayude y disponga de vuelos en helicóptero para evacuar a los turistas”, dijo Baca.

Los trenes hacia y desde Machu Picchu, el principal medio de acceso al sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO, fueron interrumpidos este martes, según un comunicado de PeruRail, el operador ferroviario de Perú en las regiones sur y sureste del país.

“PeruRail dijo que todavía están revisando la situación”, explicó Baca.

En lo que operó como un rayo de esperanza para los afectados, un comunicado publicado este viernes por la noche por el Distrito Municipal de Machu Picchu dijo que se esperaba que los turistas varados fueran evacuados este sábado.

“El municipio, a través de la Unidad de Turismo, realiza las coordinaciones necesarias para la selección y priorización de niños y personas vulnerables para el traslado en vuelos humanitarios, labor que se ha realizado en coordinación con la Policía Nacional y el Centro de Salud distrital”, dijo el comunicado.

Estados Unidos está en contacto con ciudadanos estadounidenses varados en Perú, dijo el viernes a CNN un portavoz del Departamento de Estado.

Manifestaciones en Perú (Crédito: DIEGO RAMOS/AFP via Getty Images)

«Estamos brindando toda la asistencia consular necesaria, mientras monitoreamos la situación de cerca. Debido a consideraciones de privacidad y seguridad, no daremos más detalles sobre la cantidad de ciudadanos estadounidenses que se han comunicado», agregó el portavoz.

La embajada de Estados Unidos en Perú dijo en un comunicado la madrugada de este viernes que el Gobierno peruano estaba organizando una evacuación de extranjeros desde Aguas Calientes, un pueblo que sirve como el principal punto de acceso a Machu Picchu.

«Lanzaremos un mensaje con instrucciones tan pronto como se confirme el plan de asistencia. Los viajeros ubicados en Aguas Calientes/Ciudad de Machu Picchu deben seguir las instrucciones de las autoridades locales si eligen permanecer en el lugar para recibir asistencia con el viaje a Cusco, así como cualquiera que opten por viajar a pie», agrega el comunicado.

Escasez de alimentos en Machu Picchu

En tanto, el alcalde Baca advirtió que Machu Picchu ya sufre escasez de alimentos a consecuencia de las protestas y que la economía local depende 100% del turismo.

Baca instó al Gobierno, encabezado por la nueva presidenta Dina Boluarte, a entablar un diálogo con la población local para poner fin cuanto antes al descontento social.

PeruRail, por su parte, dijo que ayudará a los pasajeros afectados a cambiar las fechas de su viaje.

“Lamentamos las molestias que estos anuncios generan a nuestros pasajeros; sin embargo, se deben a situaciones ajenas a nuestra empresa y buscaremos priorizar la seguridad de los pasajeros y trabajadores”, indicó la empresa en un comunicado.

El Ministerio de Transporte de Perú dijo este viernes que los vuelos se habían reanudado desde el Aeropuerto Internacional Alejandro Velasco Astete, en Cusco, luego de que fueran suspendidos temporalmente en medio de las protestas en el país.

“Los pasajeros que necesiten movilizarse durante las horas de toque de queda podrán utilizar sus boletos de viaje como salvoconducto”, dijo el Ministerio.

Las operaciones desde y hacia el Aeropuerto Internacional Alfredo Rodríguez Ballón de Arequipa continúan suspendidas.

“LATAM mantiene un monitoreo constante de la situación política en Perú para brindar la información pertinente de acuerdo a cómo pueda impactar nuestra operación aérea”, dijo LATAM Airlines Perú en un comunicado.

“Quedamos a la espera de la respuesta de las autoridades correspondientes, quienes deben tomar medidas para garantizar la seguridad para el desarrollo de las operaciones aéreas”, indicó.

Agregó: “Lamentamos los inconvenientes que esta situación fuera de nuestro control ha causado a nuestros pasajeros y reforzamos nuestro compromiso con la seguridad aérea y la conectividad en el país”.

Advertencias de EE.UU., Reino Unido y Canadá

El Departamento de Estado de EE.UU. emitió un aviso de viaje para los ciudadanos que quieren visitar Perú, que fue incluido como un destino de «reconsideración de viaje» de nivel tres.

«Las manifestaciones pueden provocar el cierre de carreteras locales, trenes y carreteras principales, a menudo sin previo aviso o plazos estimados de reapertura», explica el comunicado.

«Los cierres de carreteras pueden reducir significativamente el acceso al transporte público y a los aeropuertos y pueden interrumpir los viajes tanto dentro como entre ciudades», advierte.

El Departamento de Estado está pidiendo a los viajeros en Perú que se registren para recibir alertas STEP de la Embajada de los Estados Unidos si aún no lo han hecho.

La Oficina de Relaciones Exteriores, Commonwealth y Desarrollo del Reino Unido también hizo advertencias a sus ciudadanos sobre la situación en el país sudamericano.

«Los ciudadanos británicos deben tener especial cuidado para evitar todas las áreas de protestas. Si es posible, deben permanecer en un lugar seguro… Deben planificar con anticipación cualquier interrupción grave de cualquier plan», dijo el FCDO este viernes por la noche en su sitio web.

También les dijo a los viajeros que llegaban a la capital, Lima, que no había posibilidad de viajar hacia o desde muchas áreas regionales, incluidas Cusco y Arequipa, y que eran posibles más interrupciones.

Los ciudadanos británicos también fueron advertidos de que respetaran los toques de queda establecidos en Perú y que monitorearán las noticias locales y las redes sociales para obtener más información.

El departamento de Asuntos Globales de Canadá advirtió a sus ciudadanos que «ejerzan un alto grado de precaución» en Perú y que eviten los viajes no esenciales a numerosas regiones. Canada’s Global News habló con un canadiense atrapado en el pequeño pueblo de Ica en el sur de Perú, quien dijo que ahora está lejos de los disturbios civiles pero que le robaron un taxi.

Al menos 20 personas murieron en medio de las manifestaciones políticas.

Turistas se quedan sin medicamentos

Una turista estadounidense que está atrapada en Machu Picchu se quedó sin medicamentos y no está segura de cuándo podrá salir de la pequeña ciudad y obtener más, le dijo a CNN.

La residente de Florida Kathryn Martucci, de 71 años, estaba en un viaje grupal con otros 13 estadounidenses cuando Perú entró en estado de emergencia, dijo.

Según Martucci, su grupo de viaje no pudo tomar el último tren para salir del pequeño pueblo antes de que se suspendiera el ferrocarril.

Su hijo Michael Martucci, que vive en Estados Unidos, también habló con CNN y ha estado tratando de ayudar a su madre a encontrar una salida.

La turista estadoynidense Kathryn Martucci

“Han estado allí desde el lunes, y ahora ella y las otras personas con las que está se están quedando sin los medicamentos que necesitan”, dijo Martucci. «No hay nada en el pequeño pueblo en el que están atrapados. Están a salvo y tienen comida afortunadamente, pero no hay forma de obtener más medicamentos».

Martucci dijo que su grupo tenía programado permanecer en Machu Picchu durante dos días, por lo que les dijeron que empacaran poco y solo trajeran un suministro de medicamentos para dos días.

Este viernes por la mañana, Martucci dijo que su guía turístico llevó a su grupo al ayuntamiento para ser evaluados médicamente con la esperanza de que los funcionarios locales comprendieran su situación y los ayudaran a encontrar una salida.

«Había alrededor de 100 turistas en la fila y esperamos dos horas antes de ver al médico», dijo Martucci. “Me dijeron que yo era una prioridad y que iban a tratar de sacarme en un helicóptero de Machu Picchu en los próximos dos días”.

Sin embargo, Martucci no está segura de si eso sucederá, le dijo a CNN. «Hay varias personas que necesitan ayuda y un helicóptero solo puede transportar a 10 personas. No sabemos qué está pasando».



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí