(CNN) — La muerte de los multimillonarios canadienses Barry y Honey Sherman fue, desde el principio, un misterio.

El 15 de diciembre de 2017, un agente inmobiliario que hacía un recorrido por la mansión de la pareja en Toronto alrededor del mediodía descubrió sus cuerpos, completamente vestidos, junto a la piscina cubierta del sótano. Estaban semisentados uno al lado del otro, con cinturones atados alrededor del cuello y sujetos a la barandilla de la piscina cubierta, según la policía.

Barry Sherman tenía 75 años; su esposa Honey tenía 70 años. Ninguno de sus amigos o socios comerciales había tenido noticias suyas en aproximadamente dos días, y no había señales de que la puerta de la vivienda hubiera sido forzada, señaló la policía.

La historia llegó a los titulares de los diarios mucho más allá de su próspera comunidad en Toronto. La policía calificó las muertes de sospechosas y surgieron teorías sobre quién podría haber querido matar al fundador del gigante canadiense de medicamentos genéricos Apotex y a su esposa filaántropa, una de las parejas más ricas de Canadá.

Los investigadores han trabajado para conectar los puntos. Pero cinco años después, no se ha realizado ningún arresto. En el aniversario del suceso esta semana, el hijo de los Sherman acaba de ofrecer US$ 25 millones extras por información útil para detectar al o a los responsables. La recompensa ahora es de US$ 35 millones.

“Esta semana se cumple el quinto aniversario desde que mis padres fueron asesinados en su casa. Cada día desde ese momento fue una pesadilla. Me siento abrumado por el dolor, la pérdida y la tristeza, y estos sentimientos son cada vez peores”, dijo Jonathon Sherman en un comunicado a CBC News de Canadá, anunciando el dinero de la recompensa.

La vivienda de Barry y Honey Sherman.

La vivienda de Barry y Honey Sherman. Crédito: Victor Biro/ZUMA Wire/ZUMAPRESS.com

“Dejar atrás lo sucedido no será posible hasta que los responsables de este malvado acto sean llevados ante la Justicia”, agregó. “Espero que llegue el día en que pague ese dinero, ya que finalmente podré sanar”.

Inicialmente, se especuló con un suicidio

Desde el principio, el caso confundió tanto a los investigadores como a los detectives aficionados. Días después del sombrío descubrimiento de los cuerpos, una autopsia reveló que la pareja murió por «compresión del cuello con ligaduras» o estrangulamiento. La investigación aún estaba en sus primeras etapas y las muertes no estaban siendo tratadas como homicidios, dijo la policía en ese momento.

“La forma fue indeterminada y las únicas opciones presentadas fueron el doble suicidio, el asesinato/suicidio o el doble homicidio”, afirmó la sargento detective Susan Gomes.

La prominencia de las víctimas hizo que el caso fuera de alto perfil desde el principio.

Barry Sherman fundó Apotex en 1974 y la expandió hasta convertirla en una compañía farmacéutica global que ha donado más de US$ 50 millones a organizaciones benéficas, según su sitio web. En el momento de la muerte de Sherman, Forbes estimó que tenía un valor de US$ 3.000 millones.

La riqueza, las grandes inversiones y el trabajo filantrópico de los Sherman hizo que la pareja frecuentemente se cruzara con las élites empresariales y políticas de Canadá.

A su funeral asistieron miles de personas, incluido el primer ministro Justin Trudeau y Kathleen Wynne, primera ministra de la provincia de Ontario.

En el servicio, un emocionado Jonathon Sherman subió al escenario, flanqueado por sus tres hermanas, y criticó las especulaciones sobre un posible suicidio de sus padres.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en el funeral de los Sherman.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en el funeral de los Sherman.

“Nuestros padres nunca dejaron a nadie sólo. Nos los quitaron”, dijo entre lágrimas, y agregó que la familia se consolaba con la idea de que los Sherman estaban juntos en el más allá. “Eran como una cerradura y una llave, cada una bastante inútil por sí sola. Pero juntos abrieron el mundo para ustedes, para nosotros y para muchos otros”, dijo.

Los hijos de la pareja contrataron su propio equipo des forenses e investigadores privados, lo que llevó a pensar que no estaban de acuerdo con la línea de investigación de la policía.

La policía de Toronto dijo más tarde que los investigadores nunca indicaron que si el caso era un asesinato o suicidio, diciendo que eso había sido un malentendido. Las autoridades dijeron que habían tratado de tranquilizar al público en relación a que no había sido un allanamiento de morada o un robo con violencia.

Más tarde, la policía concluyó que alguien los había asesinado

Seis semanas después de que se encontraran los cuerpos, la policía de Toronto anunció que una revisión de la evidencia demostró que la pareja había sido víctima de un homicidio, y que eran el objetivo de un ataque. Los investigadores dijeron que la demora en establecer la forma de muerte se debió el tiempo adicional necesario para registrar la mansión de los Sherman y problemas relacionados.

“Las complejidades legales fueron un desafío dado la naturaleza litigiosa de los negocios de Barry Sherman, en particular la búsqueda e incautación de productos electrónicos y el registro del espacio de trabajo de Barry Sherman en Apotex”, dijo Gomes en enero de 2018.

“Se registraron dos propiedades residenciales que pertenecían a los Sherman. La residencia principal de Sherman es una gran vivienda familiar de tres pisos. Se justifican seis semanas de búsqueda, revisión forense y confiscación de pruebas”, aclaró.

Los investigadores forenses recopilan evidencia fuera de la casa de Barry y Honey Sherman, donde se encontraron sus cuerpos en diciembre de 2017.

Los investigadores forenses recopilan evidencia fuera de la casa de Barry y Honey Sherman, donde se encontraron sus cuerpos en diciembre de 2017.

La policía indicó que existen posibles motivos financieros para el doble homicidio, según CBC, una filial de CNN. Un portavoz de la policía de Toronto se negó a comentar sobre ese informe.

A lo largo de los años, Barry Sherman había demandado a docenas de personas, incluida una demanda presentada el último día que fue visto con vida contra alguien que, según él, lo había estafado con una inversión de US$ 150.000, informó la CBC. Era conocido por prestar dinero a amigos y familiares e invertir en otros negocios.

Gomes se negó a dar detalles sobre qué evidencia fue hallada al registrar la casa o si había habido algún robo. Dijo que no había sospechosos, pero agregó que la policía habló con varias personas que tenían acceso a la casa.

La CBC informó que la mansión Sherman no tenía cámaras de seguridad. Sin señales de que la entrada haya sido forzada, es posible que alguien tuviera una llave, tuviera acceso a la caja de seguridad que contenía las llaves o fuera conocido por la pareja, dijo Gomes.

Ella instó a cualquier testigo a presentarse para colaborar con la investigación. “Tenemos una cantidad significativa de imágenes de personas del barrio”, dijo.

Las semanas se convirtieron en meses sin que nuevos testigos potenciales se presentaran. Incluso los investigadores admitieron que la familia se estaba impacientando por la falta de información.

Vivienda de los Sherman

Vivienda de los Sherman. Archivo.

“Para ellos, ha sido difícil equilibrar su paciencia con la frustración que tienen con nosotros y con nuestra investigación, como cualquier otra familia que haya sufrido una pérdida tan repentina y profunda”, afirmó Gomes en 2018.

En 2021, la policía pidió ayuda para identificar a un sospechoso en las sombras

Después de años de silencio, la policía hizo un sorprendente anuncio en el cuarto aniversario de la muerte de la pareja, el año pasado.

Compartieron un video de una persona captada en un video de seguridad caminando por las aceras cubiertas de nieve en el vecindario de North York donde vivía la pareja. La policía describió a la persona como sospechosa y pidió la ayuda del público para identificarla.

La policía dijo que la persona sospechosa tenía la cabeza cubierta en el video y que parecía medir entre 1,70 y 1,80 metros. Agregó que no sabía si se trataba de un hombre o mujer y que no podía determinar su edad, peso o color de piel.

Llamaron la atención la forma de andar inusual de la persona sospechosa, quien parecía levantar el talón derecho al caminar.

En 2021, la policía de Toronto publicó esta imagen borrosa de un posible sospechoso en el caso.

En 2021, la policía de Toronto publicó esta imagen borrosa de un posible sospechoso en el caso.

“A través de nuestra investigación, no hemos podido determinar cuál era el propósito de este individuo en el vecindario. El momento de la aparición de este individuo coincide con el momento en que creemos que ocurrieron los asesinatos. Con base en esta evidencia, clasificamos a este individuo como sospechoso”, dijo el sargento detective Brandon Price en una conferencia de prensa.

Un “recorrido exhaustivo en los videos” del vecindario reveló otra captura del sospechoso y, según el momento en que la policía cree que ocurrieron los asesinatos, la persona se encontraba cerca de la casa de los Sherman y estuvo allí durante un periodo de tiempo, dijo Price.

Instaron a la persona a que se presentara ante la Justicia, pero sin éxito.

Los hijos de los Sherman dicen que la falta de respuestas aumenta su dolor

Cinco años después de los asesinatos, no ha habido nuevos acontecimientos importantes. Los podcasts sobre crímenes reales han tratado de desentrañar la intriga que rodea la muerte de la pareja.

Los hijos de los Sherman dicen que los años transcurridos desde los asesinatos han sido una pesadilla.

Imagen borrosa de un posible sospechoso en el caso de la muerte de los Sherman.

Imagen borrosa de un posible sospechoso en el caso de la muerte de los Sherman.

El dolor se ve agravado por la falta de respuestas, dijo Alex Krawczyk, su hija.

“Hasta ahora no hubo justicia para ellos y ninguna posibilidad de darle cierre para mí y para mi familia”, dijo en un comunicado esta semana. «Mi corazón esta roto. Mi pérdida es inconmensurable. Mis hijos han perdido a sus abuelos. Echamos de menos su guía, amor y sabiduría”.

Como cantante de folk, Krawczyk lanzó un álbum de música este año que describió como un intento de procesar su dolor y sanar tras la muerte de sus padres.

En una declaración a CBC, su hermano, Jonathon Sherman, extendió el mismo sentimiento y dijo que la familia nunca tendrá un cierre hasta que el asesino sea llevado ante la justicia. La pérdida de sus padres va más allá de la familia y se extiende a las muchas personas cuyas vidas tocaron, aseguró. Los Sherman eran una gran parte de la comunidad judía local y estaban involucrados en numerosos trabajos de apoyo y filantropía.

“Nada reemplazará su increíble generosidad y su impacto social”, dijo a CBC. “Mis padres se merecían disfrutar del fruto de su trabajo, y pasar sus años crepusculares como debe hacerlo cualquier abuelo, con su familia… Siempre estoy atormentado por lo que les sucedió”, añadió.

Los hermanos recordaron al público los US$ 35 millones en dinero de recompensa y suplicaron a cualquiera que tenga información que se comunique con el Servicio de Policía de Toronto. CNN se ha comunicado con la familia para que hicieran comentarios.

La familia de los Sherman.

Jonathon Sherman el 21 de diciembre de 2017. Nathan Denette/The Canadian Press/AP

Caroline de Kloet, portavoz del Servicio de Policía de Toronto, se negó a comentar sobre un posible motivo o sobre el desarrollo del caso.

“Esta sigue siendo una investigación activa y en curso”, dijo. “El Servicio de Policía de Toronto se compromete a resolver este caso y cerrarlo para la familia y para los amigos de Barry y Honey Sherman”.

 



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí