18/12/2022 a las 19:44

CET


El Barça apeló a un gran trabajo defensivo para imponerse con autoridad al FC Porto en la final por 32-24

Gonzalo estuvo extraordinario en la primera parte y Dika Mem marcó siete de sus ocho goles tras el descanso

Tras sufrir el sábado en las semifinales, un Barça muy mermado de efectivos se ha impuesto por 32-24 al FC Porto para conquistar en Málaga la primera Supercopa Ibérica de la historia en una continuación de las nueve Supercopas de España consecutivas que suma.

FICHA TÉCNICA

SUPERCOPA IBÉRICA


BAR


POR

ALINEACIONES

BARÇA, 32

(14+18): Gonzalo Pérez de Vargas (p.), Thiagus Petrus, Ludovic Fàbregas (3), Jonathan Carlsbogard (3), Dika Mem (8, 1p.), Blaz Janc (3), Martí Soler (4) -siete inicial-, Melvyn Richardson (4), Luís Frade (2), Aleix Gómez, Domen Makuc (3), Luka Cindric, Djordje Cikusa (1) y Artur Parera (1).

FC PORTO, 24

(10+14): Leth Frandsen (p.), Rui Silva (1), Vitor Iturriza (1), Jack Thurin (2, 1p.), Pedro Veitia Valdes (6), Miguel Alves, Leonel Fernandes (4) -siete inicial-, Pedro Cruz (2, 1p.), Nikolaj Laeso, Daymaro Salina (3), Jakob Mikkelsen (1), André Sousa, Fabio Magalhaes (2) y Antonio Areia (1).

ÁRBITROS

Andreu Marin y García Serradilla (españoles). Excluyeron dos minutos a Jonathan Carlsbogard (24:58); y a Pedro Valdes (5:49 y 45:52), Miguel Alves (19:19), Daymaro Salina (40:53), del FC Porto.

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS

1-1, 3-4, 6-5, 7-6, 10-7, 14-10 (descanso), 15-12, 19-15, 24-17, 26-18, 29-21 y 32-24 (final).

INCIDENCIAS

Final de la primera edición de la Supercopa Ibérica masculina de balonmano disputado ante unos 1.000 espectadores en el Pabellón Ciudad Jardín (Málaga).

De esta forma, el equipo barcelonista despide de la mejor manera posible un año en el que conquistó su undécima Supercopa y que termina en una excelente línea con la única mala noticia de las bajas de larga duración de Haniel Langaro y de Aitor Ariño. También está lesionado N’Guessan, tampoco pudo jugar Hampus Wanne y Aleix Gómez solo disputó unos minutos.

Minutos después de que el Fraikin Granollers se desquitase de su sonora derrota en ‘semis’ con una victoria de casta en la prórroga ante el Sporting en la lucha por el tercer puesto (40-30) y del homenaje que recibió el ilustre malagueño Carlos Ortega, el cuadro azulgrana tenía enfrente a un gran equipo que venía de abusar de las carencias vallesanas en cuanto a efectivos.

De salida, el 5-1 defensivo de los lusos con Pedro Valdes de avanzado y la poca firmeza de una defensa azulgrana que se hundía en cuanto la percutían derivó en un primer cuarto del choque con muy pocos goles. De hecho, Valdes lo hizo casi todo, porque marcó tres goles y se fue excluido de manera rigurosa (5-5, min. 12:21).

El Barça empezó a hacerse fuerte desde la defensa con un excepcional Gonzalo Pérez de Vargas que daba la réplica a un no menos inspirado Leth Frandsen, un portero que fue campeón mundial juvenil en 2013 con Dinamarca en un torneo en el que derrotaron en ‘semis’ a la España de los exazulgranas Àlex Márquez y Oriol Rey (ahora en el Granollers).

Gonzalo protagonizó una nueva exhibición en la portería

| RFEBM

En esa tesitura, el segundo tanto de Martí Soler dio a los vigentes campeones de la Liga Asobal tres goles de renta sobre los ganadores de las tres últimas Ligas de Portugal (10-7, min. 24:04) y un magistral robo de un Fàbregas que es tan ágil como los extremos permitió a Dika Mem anotar el 13-9 (min. 28:06), quien batió a un Frandsen que ya le había sacado dos a bocajarro.

El planteamiento con las piezas que tenía estaba siendo magnífico, con Blaz Janc y Domen Makuc como laterales. «Seguimos con los pequeñitos», explicó el entrenador malagueño en un tiempo muerto. Aunque otro paradón de Frandsen impidió el gol en la primera acción, el Barça se fue al descanso con un importante 14-10, nada que ver con el 16-20 adverso de las semifinales.

Un par de enormes paradas del meta danés y otras tantas malas decisiones de Makuc en ataque permitieron a los ‘dragoes’ acercarse a dos goles a los cinco minutos de la reanudación (15-13), pero otra vez desde la defensa el Barça recuperó la tranquilidad al paso por el 40′ tras dos tantos de Dika Mem (19-15).

Domen Makuc trata de progresar ante dos rivales

| EFE

Ahí paró el partido Magnus Andersson, quien fuera elegido mejor jugador del planeta en 1993. Su equipo no conseguía franquear el 6-0 azulgrana con el ‘jefe’ Petrus, Fàbregas y Carlsbogard en el centro. El tercer robo de ‘Ludo’ permitió al ‘killer’ Dika Mem anotar su tercer tanto seguido y disparar a los catalanes (21-15, min. 41:50).

Sin embargo, los azulgranas habían puesto la directa y con su cuarto tanto Martí Soler provocó un nuevo tiempo muerto luso (25-17, min. 46:25). Además, Dika Mem ya llevaba siete goles en la segunda parte y el campeón de las últimas nueve Supercopas de España se marchó por 10 (28-18).

El trabajo ya estaba hecho y Ortega dio minutos a Artur Parera y al joven talento Djordje Cikusa, quienes anotaron un gol por cabeza en un encuentro en el que la cantera se reivindicó con el partidazo de Soler. Al final, victoria del Barça por 32-24 y segundo título de la temporada tras la Supercopa de Catalunya.



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí