19/12/2022 a las 06:30

CET


La dirección deportiva explicó al entrenador los cambios en la norma del Fair Play de LaLiga

El técnico ha entendido la situación y se ha comprometido a seguir luchando por ganar títulos

Las dos últimas ventanas de fichajes han servido para que el Barça recuperara la sonrisa sobre el césped. La de principio de año fue imprescindible para seguir con un trabajo ingente el pasado verano. En enero llegaron jugadores como Aubameyang o Ferran Torres, que fueron clave para jugar la Champions esta temporada, un reclamo para que, el pasado verano, futbolistas como Lewandowski, Raphinha o Jules Koundé aceptaran el reto del Camp Nou. O para que Dembélé diera el sí definitivo a seguir de blaugrana, algo que no estaba claro y en lo que Xavi tuvo mucho que ver desde el principio.

Y, pese a todo, la reconstrucción de la plantilla que dirige el técnico egarense no ha sido completa porque la economía da para lo que da y, pese a las palancas activadas, el límite salarial impuesto por LaLiga supone un obstáculo enorme a la hora de reforzarse. De ahí que en el equipo de Xavi algunas posiciones sigan algo cojas, como la del lateral derecho o la del pivote, en las que el Área de Fútbol y la dirección deportiva, junto al cuerpo técnico, han estado trabajando para, llegado el momento, tenerlo todo preparado. El problema es que ese momento no llegará, por lo menos, a corto plazo. Y está complicado incluso que lo haga a medio plazo, aunque eso está por ver.

Joan Laporta pasó de prometer más refuerzos en enero a descartarlos. Su cambio de discurso tiene que ver con las diferentes circunstancias que están afectando a la economía de la entidad blaugrana. La idea era aprovechar que en invierno, si nada cambiaba, podrían acogerse a la norma 1/1 y cada euro que se produjera de salida podría invertirse en nuevas altas que enriquecieran la plantilla de Xavi. El plan se fue al traste cuando el jueves 24 llegó al club una circular que apretaba las tuercas en lo relativo al margen salarial, lo que obligó al presidente a rectificar sus palabras: “En principio no habrá fichajes en enero” es su última referencia a las opciones del club de incorporar nuevos futbolistas durante el mercado de invierno.

Hombre de club

Así, todo el trabajo realizado por Mateu Alemany, Jordi Cruyff, Xavi y sus equipos de trabajo deberá guardarse en el cajón hasta nuevo aviso, cuando lleguen tiempos mejores en los que la situación financiera del equipo permita volver al mercado de fichajes con opciones de salir airoso. Algo que, de momento, no es así.

El técnico, en ese sentido, ha entendido a la perfección la situación, asumiendo que deberá trabajar hasta el final de temporada con lo que tiene, descartando cualquier refuerzo que pudiera aumentar el nivel de su plantilla. De hecho, lo dijo el director deportivo, Jordi Cruyff, en la reciente entrevista que concedió a SPORT (“es la realidad que tenemos. Si no se puede, tiraremos con lo que hay”) y lo ha aceptado Xavi también de forma interna, variando los planes previstos, también en lo que a bajas se refiere. En las conversaciones que han mantenido todas las partes afectadas por este drástico cambio de planes provocado por el endurecimiento de las normas de LaLiga, todos han tenido que asumir algo así como “esto es lo que hay” y resignarse a que el Barça seguirá con la misma plantilla hasta el próximo mes de junio.

Tanto es así que algunos de los futbolistas que estaban en la rampa de salida, si no llegan ofertas irrechazables ante las que se haga imposible decir que no, seguirán hasta final de temporada para no restar recursos a la plantilla. En todo caso, si existe la voluntad de alguno de ellos de cambiar de aires, se tratará cada caso de forma específica, aunque la política de la dirección deportiva, sin poder fichar, es la de facilitar en lo mínimo posible las salidas si no existe posibilidades de que sean beneficiosas a nivel económico.

Objetivos invariables

No es el mejor escenario para el técnico blaugrana, que deberá luchar por seguir liderando LaLiga, el principal objetivo esta temporada, al mismo tiempo que peleará por la Supercopa de España y la Copa del Rey durante el mes de enero. Sin perder de vista la Europa League, con un cruce de dieciseisavos ante el Manchester United en el mes de febrero. Cuatro títulos aún en juego sin opciones de fichar en el mercado de invierno y tras un Mundial en el que el Barça ha participado de forma indirecta con diecisiete futbolistas, una aportación muy importante.

El Barça Atlètic, igual

Apretarse el cinturón no es solo algo que deberá hacer la primera plantilla, sino también el Barça Atlètic, pendiente de reforzarse también durante el mercado de invierno próximo. De hecho, en los últimos días se han llevado a cabo algunas reuniones para valorar la capacidad financiera de la entidad para que Rafa Márquez cuente con nuevos futbolistas a partir de enero. Desde el pasado verano había algunas incorporaciones pendientes que no se pudieron hacer por, precisamente, los mismos problemas. Es por ello que, las operaciones que puedan llegar a darse deberán limitarse a cesiones muy provechosas o alguna opción de mercado irrechazable.



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí