21/12/2022 a las 23:36

CET


Defensa prevé una reducción a la mitad de la presencia de soldados en Mali, país clave para vigilar el Sahel

Un total de 3.036 militares están en este momento desplegados por Defensa en las misiones en el exterior que desarrollan las Fuerzas Armadas en función de los compromisos internacionales de España. El actual despliegue es parte del total de 10.781 militares de los tres ejércitos que el Gobierno mandó fuera a lo largo de 2022.

El dato ha sido ofrecido por la ministra de Defensa, Margarita Robles, a los diputados de la Comisión de Defensa del Congreso, ante los que ha comparecido en la tarde de este miércoles desgranando detalles de las distintas misiones militares españolas en Europa, África, Oriente Medio, Asia y América Latina. Entre esos detalles, el importe: las principales misiones han supuesto a lo largo de este año un gasto de 222,2 millones de euros.

Todas las misiones exteriores del Ejército actualmente en desarrollo han sido prorrogadas por decisión del Consejo de Ministros este martes. De las destacadas por Robles, la operación que ha precisado más efectivos ha sido la misión UNIFIL en Líbano: 2.038 militares desplegados en 2022 en un entorno en el que España ha sido el tercer país contribuyente en recursos humanos, que tienen su base en el acuartelamiento Miguel de Cervantes de Marjayoun.

El peligro de África

Por efectivos, sobresale también la misión naval Atalanta -1.355 militares en 2022 y la presencia permanente de al menos un buque en el océano Índico- y la principal misión de formación de militares en el Sahel, EUTM Mali, por mandato de la Unión Europea, y con 1.350 militares aportados por España.

Este contingente sufrirá «una notable reducción» en 2023, ha dicho Robles, por la pérdida de influencia europea en ese área estratégica en beneficio de Rusia y los mercenarios de la firma rusa Wagner. Actualmente España mantiene tres centenares de soldados en el país, pero ministra calcula que ese despliegue se quede reducido a no más de 160.

La UE ha de decidir el tamaño de la presencia militar europea en el Sahel. En el proceso de discusión, «España defenderá seguir en Mali. No se puede dejar Mali», ha dicho la titular de Defensa.

El flanco europeo

España es el país principal contribuyente en las operaciones OTAN de vigilancia y seguridad ante Rusia en el este europeo. La misión Presencia Avanzada Reforzada en Letonia atrajo en 2022 un total de 1.301 efectivos -España empezó contribuyendo con 346 militares- y 85 millones de euros. El despliegue convierte a este país en el principal contribuyente en efectivos en la operación, si bien integrados en un grupo táctico bajo mando de Canadá.

Esa misión terrestre en el escenario báltico es la primera ocasión en que este país envía fuerzas acorazadas fuera del territorio; concretamente, los carros Leopard II.

Una cantidad similar, 84,6 millones de euros, ha supuesto disponer cuatro destacamentos aéreos en Lituania, Letonia y Estonia, con 792 efectivos del Ejército del aire, así como la instalación de un radar de largo alcance y el envío de ocho cazas F18 en Rumanía.

Ese esfuerzo sobrevenido, no previsto, ha implicado también un incremento de la vigilancia en el Mediterráneo oriental. La operación naval Sea Guardian, por ejemplo, ha supuesto otros 26,2 millones.



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí