22/12/2022 a las 06:30

CET


La vuelta de Messi al Barça como futbolista en activo es desgraciadamente una entelequia. Hay quien se ha dedicado estos días a alimentar una opción que hoy es imposible, salvo milagro, debido a que las relaciones entre Messi y su antiguo club hoy no existen. Quedaron totalmente rotas tras el traumático final, y aunque Laporta ha declarado en público más de una vez que le gustaría que vuelva el argentino, lo cierto es que hoy no se dan las mínimas condiciones para que el regreso sea posible.

De la misma manera que Messi no quiso saber nada más de Bartomeu, sucede lo mismo con Laporta: su decepción con las dos últimas juntas directivas ha sido evidente e igual de profunda. Pero, a parte de las razones personales, las hay económicas: incluso rebajándose el sueldo a la mitad de lo que cobra en el PSG, Messi no podría fichar por culpa de una masa salarial que hoy sigue disparada. La realidad es la que es. El Messi jugador se fue, y quien quiera que asume sus consecuencias: no hace falta un cálculo muy complejo para dimensionar todos los patrocinios que se han perdido por el camino, y la oportunidad que ha desaprovechado el club para potenciar la marca Barça en el momento cumbre de un Mundial. Ahora bien, descartada su vuelta como futbolista, queda un acuerdo, difícil, pero que es realidad el más importante: su futuro rol como posible embajador del Barça.

El fútbol es tan cortoplacista que hemos centrado el debate en su renovación por el PSG o en su improbable regreso al Barça. Pero lo crucial para el Barça no es que Messi vuelva como jugador sino como algo parecido a un embajador. Porque cuando Messi, dentro de unos años, se pasee por el mundo como la leyenda que es, convertido ya en una marca global imperecedera, ¿de verdad el Barça puede permitirse el lujo de no estar atado a él bajo ninguna fórmula? ¿Alguien se imagina el rendimiento que daría a la imagen del Barça que Messi pudiera ser algo así como su embajador? Alguien ha calculado las camisetas que se podrán vender cada año cuando ya no juege, como sucede con Michael Jordan? Lo esencial es qué hará el Barça con él cuando se retire. El regreso del Messi embajador es mucho más realista que el del Messi jugador.



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí