Act. a las 14:03

CET


Jordi Juvanteny y José Luis Criado, pilotos del equipo KH7-Epsilon Team, afrontan el Dakar 2023 con el único camión híbrido que estará propulsado por hidrógeno

«Ni José Luis Criado ni yo somos profesionales de esto, pero tenemos treinta años de experiencia y nos gustan los retos», destacan

Jordi Juvanteny y José Luis Criado, pilotos del equipo KH7-Epsilon Team, afrontan el Dakar 2023 (del 31 de diciembre al 15 de enero) con el único camión híbrido que estará propulsado por hidrógeno, un reto que Criado, notario de profesión, indicaque «quien ha superado las oposiciones a notaria se atreve con todo, incluso con el Dakar».

Juvanteny (Sant Feliu de Llobregat, 1960), arquitecto técnico y conductor del vehículo, competirá en su 31º Dakar y José Luis Criado (Arjona, 1957), su copiloto y navegante, en el 32º, siendo el español con más participaciones.

Se conocieron en el Dakar de 1991,y suman 27 participaciones como ‘pareja de hecho’ y 16 victorias en la categoría de camiones 6×6 y cuatro en la categoría de Producción.

El año pasado, en que Criado no pudo competir por la covid 19, por primera vez desde 1990 (Fina Román fue el copiloto) ya aceptaron un reto y utilizaron HVO -gasóleo sintético elaborado a partir de aceite reciclado- combinado con GLP (gas licuado de petróleo), de modo que redujo notablemente sus emisiones.

Ahora, utilizarán un camión MAN TGA 26.480 que pesa 11,5 toneladas y tiene 800 CV de potencia lleva su habitual depósito de gasoil de 900 litros y dos tanques de hidrógeno con 240 litros (120 cada uno) que son 10 kilogramos a 350 bares de presión.

Lleva un motor de seis cilindros en línea que utilizará una combinación de diésel e hidrógeno, este último inyectado desde dos tanques que se rellenarán al final de cada etapa utilizando una hidrogeneradora móvil.

Es la última tecnología para lograr en un vehículo sostenible y Jordi Juvanteny, que empezó en 1991 con un camión de transporte de tierras de la empresa familiar, aunque solo duró tres días en el Dakar de aquel año.

«Ni José Luis Criado ni yo somos profesionales de esto, pero tenemos treinta años de experiencia y nos gustan los retos«, aseguró Juvanteny.

UNA ANDADURA DESDE 1995

Empezaron su primer Dakar juntos en 1995 y ahí siguen. Se orientaban con una brújula porque no había GPS ni nada. Ahora disponen de una tablet que actúa de ‘road book’ y sistemas de localización electrónicos, aunque no conocerán el recorrido hasta poco antes de la salida.

«Las grandes marcas conocían los recorridos de antemano y nosotros no lo supimos nunca, con lo que ahora todos nos equiparamos a ellos. Antes, los ‘grandes’ ya sabían dos días antes por donde tenían que pasar», revela el catalán.

José Luis Criado ha cumplido los 65 años, pero puntualiza que, «a los notarios no nos jubilan hasta los 72». Es el copiloto y navegante y ha tenido que actualizarse con los cambios tecnológicos que se han producido.

«Creo que una de nuestra virtudes es irnos adaptando durante tanto tiempo a todas las novedades y cambios que se han ido produciendo», concreta.

«Tanto Jordi como yo somos camaleónicos porque es algo inusitado que unas personas de nuestra edad sigan haciendo esto con la misma ilusión que pusimos el primer día. Y encima, acometiendo nuevos proyectos como el que tenemos ahora entre manos y que nadie ha sido capaz de hacerlo, con mucha ilusión y mucho esfuerzo», asevera.

Juvanteny es el ‘serio’ de la pareja y Criado es el contrapunto, siempre bromista, un jienense nacido en Arjona y que ejerce de notario en La Roca del Vallés.

«A pesar de nuestra gran armonía nos hemos peleado muchas veces, algunas veces fuerte, pero nos dura poco», indica Juvanteny. Y Criado desvela: «en la cabina llevo mi amuleto, que es la imagen de la Virgen de la Cabeza y siempre va con nosotros».

Para muchos la esencia del Dakar era el de las ediciones de África (1979-2007), al que siguen llamando ‘el auténtico’. Juvanteny tiene una idea clara al respecto: «Hoy sería impensable hacer un Dakar como aquellos, ya que África ha cambiado tanto, es tan diferente la de ahora a la que conocimos nosotros…».

«Las mecánicas, nosotros mismos, todos hemos cambiado tanto que es imposible. Es cierto que guardamos aquellos recuerdos como los mejores; eran Dakars de aventura que fue lo que nos atrajo a nosotros», insiste Juvanteny.



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí