25/12/2022 a las 13:07

CET


Los familiares critican que no se quitaran las restricciones en las residencias de forma escalonada desde marzo | Algunos centros privados se niegan a cumplir las nuevas normas

«Solo por ver la cara de mi abuela ha valido la pena. Y poder entrar al comedor y estar con ella». Es el mensaje entre lágrimas de Patricia Frases, de la localidad alicantina de Concentaina, que casi tres años después ha podido volver a visitar a su ser querido en la residencia como lo hacía cada día antes de la pandemia, tras eliminar la Generalitat valenciana todas las restricciones menos el uso de la mascarilla.

«Más que gritos de alegría ha habido muchas lágrimas«, afirma Esther Pascual, de la plataforma de familiares Recova. «Conocemos a muchos que han perdido a su familiar por el camino y no han podido llegar a estar con él», lamenta. 

La plataforma denuncia que «los mayores siempre se quedan los últimos» y critica a Igualdad y Sanidad porque «podían haber quitado restricciones poco a poco desde marzo, como se hizo en estadios, en bares, y en cualquier otro sitio, pero no se hizo».

Además los familiares lamentan que la decisión ha llegado «tarde y mal, porque todo el mundo, incluidos los trabajadores de residencias, tiene que deshacer sus planes», denuncian. Antes de la pandemia las familias podían pagar para tener un menú y cenar en la residencia con sus seres queridos.

Caen las ultimas restricciones por Covid-19 en las residencias de ancianos valencianas. | GERMAN CABALLERO

Ahora, por la imposibilidad de quitarse la mascarilla no podrán cenar, pero muchos ya se plantean pasar esa noche con ellos. «Solo poder estar con mi madre, ver que ha cenado bien, ponerle el pijama, arroparla y darle un beso de buenas noches significa un mundo, eso sí que es que la residencia se parezca a un hogar», asegura Pascual.

«Estamos contentas porque por fin podremos ver a nuestros familiares, pero la decisión se ha tomado mal, y sobre todo no nos la han comunicado ni a nosotras ni a las residencias que nos hemos enterado por la prensa y por el Diari Oficial», cuenta Pascual. Añade que en algún caso han sido asociados de Recova los que han comunicado las medidas a las residencias, ya que nadie les había informado.

Los familiares llevaban pidiendo que se relajaran las restricciones desde el mes de marzo, pero «hasta diciembre no nos han hecho caso y las han quitado todas de golpe«, dice la portavoz de Recova. La Comunidad Valenciana es la única autonomía junto a Galicia y Canarias que todavía mantenía las restricciones vigentes.

Como explica Pascual «me alegro por todos los abrazos y sonrisas que se van a dar las personas con sus familiares a partir de ahora, pero también hemos llorado por los que han perdido a sus familiares antes de poder disfrutarlos«, remarca.

Algunas residencias privadas se niegan a colaborar

Incluso durante las restricciones muchas residencias privadas presentaron problemas para cumplirlas correctamente. Muchos centros no tenían el espacio suficiente para acoger los encuentros de las familias y en lugar de dos horas limitaron las reuniones a 30 minutos.«Hubo un centro en concreto que como no tenía espacio limitaba las visitas a 6 y muchos familiares nos quedábamos sin ver a nuestros seres queridos porque no había salas suficientes para todos según decían», denuncia Pascual.

El problema ahora es que algunos centros privados, sobre todo del grupo Domus VI, que en el caso de Concentaina han informado a sus usuarios que por el momento no van a acatar las restricciones. Esta compañía ha asegurado a los familiares que «el acceso a las habitaciones no está permitido previa autorización del centro», a pesar de que es una de las restricciones que se ha levantado hoy.

Incluso hay otras residencias como la de Domus Vi Carrús en Elche que han reenviado un mensaje a los familiares en el que asegura que «las normas para las salidas se mantienen como hasta ahora, y les pedimos que nos avisen cuando vayan a sacarlos del centro». Además de esto, niegan la posibilidad de entrar a comedores y a habitaciones, aunque la normativa lo permite.

Otras residencias en cambio sí que han enviado comunicados a los familiares de sus usuarios informando de que se han levantado las restricciones y que tenían derecho a salidas del centro sin cita previa y acceso libre a las instalaciones del centro, tal y como reza la norma del Gobierno valenciano.



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí