28/12/2022 a las 09:05

CET


El esloveno se apuntó 60 tantos, 21 rebotes y 10 asistencias en un partido para la historia

Los Mavericks lograron una remontada épica ante los New York Knicks

El escolta de los Dallas Mavericks, Luka Doncic, protagonizó este martes una de las mejores actuaciones en la historia de la NBA. Su triple doble de 60 puntos, 21 rebotes y diez asistencias nunca se había registrado en la liga estadounidense y permitió a su equipo lograr una remontada épica contra los New York Knicks.

Es el último milagro de ‘Luka Magic’, como es apodado Doncic en Estados Unidos, que lideró a unos Mavericks que perdían 112-103 con 33.9 segundos por jugar en el cuarto período del duelo del American Airlines Center de Dallas. «Nunca se rinde», reconoció el técnico de los texanos, Jason Kidd, en la rueda de prensa posterior al duelo.

Doncic anotó 18 de sus 60 puntos en el último cuarto y lideró un contundente parcial de 12-3 en treinta segundos que forzó al prórroga. Completó su triple doble al dar a Spencer Dinwiddie la asistencia para el triple que alimentó las esperanzas de los Mavs y envió a los equipos al tiempo extra tras fallar a propósito un libre, capturar el rebote y firmar una canasta acrobática.

Su cara de pura felicidad y sus saltos descontrolados tras esa jugada explican la magnitud de lo que habían hecho los Mavericks, que terminarían el trabajo en la prórroga, de nuevo llevados de la mano por su estrella más brillante. Doncic anotó otros siete puntos en la prórroga, en la que ambas franquicias no pudieron anotar desde el campo, sino solo desde la línea de libres, durante casi tres minutos.

El esloveno acabó con sesenta puntos y arrebató al alemán Dirk Nowitzki el récord de puntos en un partido con la camiseta de los Mavericks. Anotó además 60 puntos por primera vez en su carrera y mejoró su propio récord de rebotes, al capturar 21.

Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí