Act. a las 18:04

CET


Adrián Barbón y Delia Losa participaron esta mañana en el estreno oficial de la instalación, que mañana abre al público

Emoción, abrazos e incluso alguna lágrima se escapaba entre los asistentes a un hito para la estación invernal y de montaña de Valgrande-Pajares. A sus 68 años de vida, el complejo estrenaba una de las mayores inversiones realizadas en el mismo y que pretender llevar Pajares a la vanguardia en lo que a estaciones de esquí se refiere: la nueva telecabina. Un remonte que ha costado casi 10 millones de euros y que permitirá, entre otras cosas, ascender a la parte alta del complejo en poco más de cinco minutos, cuando con el antiguo Brañillín, ahora reubicado como un telesilla auxiliar, se tardaban más de 20 minutos. Pese a que no hay nieve, esquiadores y turistas podrán probar la telecabina desde este jueves, cuando se ponga en servicio para el público en general. Precisamente, poder usar un remonte fuera de temporada de esquí y que permita hacer diversas actividades más allá de la propia invernal era uno de los objetivos con los que se construyó el dispositivo, que además se hizo en tiempo récord: apenas cinco meses.

Esperada desde hace años por esquiadores, aficionados, hosteleros, turistas y todo el sector vinculado al mundo del esquí, la jornada fue muy especial. El presidente del Principado, Adrián Barbón, fue el encargado este miércoles de estrenar una instalación que puso como ejemplo de la colaboración entre administraciones y organismos. Barbón, que aseguró estar emocionado por ver pasar las cabinas mientras intervenía desde la cafetería del complejo, indicó que con la telecabina «queríamos dar un paso más hacia el futuro a una estación que es la tercera más antigua de España y que tiene que ser la estación de los asturianos». Además de invitar a los ciudadanos a visitar la estación y subir en el moderno remonte, el presidente aprovechó sus palabras para pedir a la sociedad que luche «contra el derrotismo». «Hemos pasado por problemas y vivido todas las reconversiones, pero las soluciones para Asturias pasan por creer en nosotros mismos», apuntó Barbón, que invitó a soñar en grande con lo que pueda aportar el remonte, «un recurso turístico de primer orden, no solo para los amantes de la montaña, sino incluso para los que no quieren hacer deporte».

No faltó en el recuerdo de todos los presentes, y tampoco lo pasó por alto el Presidente, la memoria de Chus Valgrande, impulsor del complejo invernal, cuya hija, Gemma, estaba entre el público asistente y recibió un homenaje por parte de los presentes en forma de un ramo de flores. «Es un día muy especial», acertaba a decir, emocionada, la hija de Jesús Suárez Valgrande. Un hombre del que Barbón dijo «ayer se cumplían 25 años de su fallecimiento. Y si a alguien le debemos esta estación fue a él, que fue un visionario y que apostó por ella».

En el acto también estuvo la consejera de Cultura, Berta Piñán, cuyo departamento, junto con la Dirección General de Deporte que dirige Aida Nuño, fue la encargada de pilotar las obras de la construcción de la telecabina. «La estación se convierte en un motor económico para la comarca del Caudal y la Montaña Central y un atractivo para toda Asturias y la Cordillera Cantábrica», aseguró Piñán, que también detalló los trabajos que se llevaron a cabo en esta primera fase de la remodelación de Pajares. Explicó que aún quedan algunos remates que dar, como la construcción de una rampa para hacer el remonte accesible a las personas con movilidad reducida, o terminar la reparación de los sistemas de nieve artificial dañados durante la construcción del equipamiento.

El presidente de la Cámara de Comercio, Carlos Paniceres, fue otra de las personas que intervino durante el acto de inauguración de la telecabina. Según explicó, desde la propia Cámara de Comercio se realizó «un informe del impacto de Pajares para Asturias y para Lena, y fruto de ese estudio se pudo llevar a cabo el proyecto». Paniceres, que aprovechó para pedir la colaboración público-privada como ha ocurrido con este proyecto, también ensalzó las posibilidades que se le abren a la estación invernal con la llegada de la Alta Velocidad: «Con el AVE, pasar de Chamartín a estar esquiando en Pajares será posible en tres horas», agregó.

Segunda fase

La alcaldesa de Lena, Gemma Álvarez, también estaba muy satisfecha. «Hoy vemos culminada una obra muy necesaria para Lena y para el norte de España», apuntó la regidora, que agradeció la apuesta por la estación del Principado y la Cámara de Comercio. Además, pidió que se inicie ya la segunda fase del plan.

Desde la Delegación del Gobierno, Delia Losa destacó que se cumplía un sueño de mucha gente. «Gracias al impulso de Barbón y Pedro Sánchez hemos conseguido desbloquear los fondos mineros y hay firmados 59 proyectos por 92,8 millones», apuntó Losa que dijo que, por este motivo «estamos estrenando una telecabina de la tecnología más moderna que nos permite codearnos con los Alpes y los Pirineos». La responsable del Gobierno central en Asturias estaba visiblemente emocionada y quiso acordarse de todos y cada uno de los directores del complejo invernal: «Sé lo duro que es y sé que no ha sido un camino fácil, así que os felicito a todos», dijo. Directores que estaban representados, entre otros, tanto por el actual, Javier Martínez, como por su predecesor, Felipe García Pertierra. Ambos en un segundo plano, pero a los que les delataba su rostro de felicidad por ver que el complejo que tantos dolores de cabeza les generó ahora tiene motivos para ver el futuro con mucho optimismo.

Los representantes de los clubes de esquí, de los negocios en el entorno de la estación como los alquileres o los servicios de restauración… Todos coincidían en que la nueva telecabina «va a ser una pata fundamental». «Ahora solo esperamos que nieve ya», apuntaban algunos.

Entre los presentes en el complejo se encontraba uno de los esquiadores más emblemáticos e importantes de Asturias: Manuel García-Morán. A sus 85 años, este ovetense fue olímpico en la modalidad de esquí alpino. «Y no lo habría sido sin las veces que entrenábamos aquí en Pajares, aunque no había remontes, había que subir andando», recordaba. Sin embargo, ya ha podido probar la nueva telecabina: «Esto va a ser muy bueno para Asturias». Palabra de campeón.

Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí