29/12/2022 a las 15:03

CET


Natalia Hernández está en paradero desconocido desde hace más de dos meses | Llegó a La Palma para trabajar pero no llegó a recoger la maleta del aeropuerto

“Natalia mide 1,68 metros de estatura, tiene el pelo rubio y largo y es de complexión delgada. Además, tiene los ojos azules”. Este es el anuncio que desde el pasado 24 de octubre está colocado en la isla de La Palma para buscar a Natalia Hernández, una joven madrileña que aterrizó en el aeropuerto de la Isla Bonita, tal y como confirman fuentes policiales. 

Sin embargo, su desaparición está rodeado con una aura de misterio. Nunca llegó a recoger su equipaje. En ese momento, se le pierde la pista sin dejar rastro.

La investigación sigue después de dos meses sin resultados. Fuentes policiales confirmaron que no se han producido novedades en este caso desde su desaparición. La investigación prosigue su curso bajo secreto de sumario, mientras familiares y amigos continúan la búsqueda y consideran que la desaparición no fue voluntaria.

Amigos y familiares no sabían que iba a viajar a La Palma

En unas declaraciones a Televisión Canaria, Patricia Mont, una amiga de Natalia asegura que “ninguno de los amigos cercanos” sabía que iba a La Palma. “Fue una decisión a último momento. La oferta de trabajo era real. Supimos que la maleta no se había recogido porque la empresa se puso en contacto con la persona que le llevo al aeropuerto”, añade. 

Según asegura el mismo medio, se tardó 17 días en poner la denuncia de desaparición.

Iba a trabajar en un hotel

Natalia viajó hasta La Palma para trabajar en un hotel de Fuencaliente, según adelantó el programa de Antena 3 Espejo Público.

«Para nada es propio de ella. Lo que sospecho es que ha pasado algo y la han llevado a algún lugar», sospecha Ana, otra de las amigas de la desaparecida. 

Viajó sin teléfono, lo que hace la situación más complicada para localizarla.

Al parecer, según relata, «había pasado por una ruptura sentimental y estaba un poco perdida». Sus familiares y amigos , que denunciaron 18 días después su desaparición, se plantean que pudiera conocer a alguien en el avión que le pudiera convencer para llevársela con ella. «Es muy difícil, cada uno puede tener sus hipótesis y tampoco se puede implicar a nadie», asegura.

La familia no piensa que se haya marchado voluntariamente, según explica una persona próxima.

La Policía asegura que llegó al aeropuerto de La Palma pero lo que sucedió allí fue todo un misterio.


Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí