Act. a las 11:10

CET


El informe 2022 de la Agencia Internacional de la Energía describe un panorama esperanzador que permitiría alcanzar los objetivos climáticos

El último informe anual de la Agencia Internacional de la Energía (IEA, en inglés) ha devuelto el optimismo sobre el futuro climático del planeta. Y es que las energías limpias están experimentando un auge totalmente insospechado, debido en gran parte a la inseguridad generada por la guerra de Ucrania. El aumento en el despliegue de renovables previsto para los próximos cinco años rompe ahora todos los pronósticos que se hacían hace tan solo un año.

La crisis energética global está impulsando una fuerte aceleración en las instalaciones de energía renovable, con un crecimiento de la capacidad total en todo el mundo que casi se duplicará en los próximos cinco años, superando al carbón como la mayor fuente de generación de electricidad y ayudando a mantener viva la posibilidad de limitar el calentamiento global a 1,5 °C, dice la IEA en un nuevo informe.

Las preocupaciones sobre la seguridad energética causadas por la invasión rusa de Ucrania han motivado a los países a recurrir cada vez más a las energías renovables, como la solar y la eólica, para reducir la dependencia de los combustibles fósiles importados, cuyos precios se han disparado drásticamente.

Se espera que la capacidad mundial de energía renovable aumente en 2.400 gigavatios (GW) durante el período 2022-2027, una cantidad equivalente a la capacidad total de energía de China en la actualidad, según Renewables 2022, la última edición del informe anual de la IEA sobre el sector.

Turbina eólica | Shutterstock

Este aumento masivo previsto es un 30% más alto que la cantidad de crecimiento que se pronosticó hace solo un año, lo que destaca la rapidez con la que los gobiernos han acelerado sus esfuerzos sobre las energías renovables. El informe indica que las energías limpias representarán más del 90 % de la nueva electricidad generada en el mundo durante los próximos cinco años, superando al carbón para convertirse en la mayor fuente de electricidad mundial a principios de 2025.

“Las energías renovables ya se estaban expandiendo rápidamente, pero la crisis energética global las ha llevado a una nueva fase extraordinaria de crecimiento aún más rápido, a medida que los países buscan capitalizar sus beneficios de seguridad energética. El mundo está listo para agregar tanta energía renovable en los próximos cinco años como lo hizo en los 20 años anteriores”, dijo el director ejecutivo de la IEA, Fatih Birol.

“Este es un claro ejemplo de cómo la crisis energética actual puede ser un punto de inflexión histórico hacia un sistema energético más limpio y seguro. La aceleración continua de las energías renovables es fundamental para ayudar a mantener la puerta abierta para limitar el calentamiento global a 1,5 °C”, añadió Birol.

La inseguridad por la guerra de Ucrania impulsa las renovables

La guerra en Ucrania es un momento decisivo para las energías renovables en Europa, donde los gobiernos y las empresas buscan reemplazar rápidamente el gas ruso a través de otras alternativas. Se prevé que la cantidad de capacidad de energía renovable implantada en Europa en el período 2022-27 sea el doble que en el período anterior de cinco años, impulsada por una combinación de preocupaciones de seguridad energética y ambiciones climáticas.

Los techos solares podrían aumentar aún más la generación limpia | Pixabay

Según el informe, aún se podría lograr un despliegue aún más rápido de la energía eólica y solar fotovoltaica “si los estados miembros de la UE implementaran rápidamente una serie de políticas, incluida la simplificación y reducción de los plazos de obtención de permisos, la mejora de los diseños de las subastas y la mejora de la visibilidad de los calendarios de las subastas, así como la mejora de los planes de incentivos para soporte de techo solar”.

Más allá de Europa, la revisión al alza en el crecimiento de la energía renovable para los próximos cinco años también está impulsada por China, Estados Unidos e India, que están implementando políticas e introduciendo reformas regulatorias y de mercado más rápidamente de lo previsto para combatir la crisis energética.

Como resultado de su reciente 14º Plan Quinquenal, se espera que China represente casi la mitad de las nuevas adiciones de capacidad de energía renovable global durante el período 2022-2027. Mientras tanto, la Ley de Reducción de la Inflación de EE. UU. ha brindado nuevo apoyo a largo plazo para la expansión de las energías renovables en dicho país.

La solar y la fotovoltaica se disparan

La energía solar fotovoltaica a gran escala y la energía eólica terrestre son las opciones más baratas para la nueva generación de electricidad en una gran mayoría de países del mundo. En concreto, y según la IEA, la capacidad global de energía solar fotovoltaica casi se triplicará durante el período 2022-2027, superando al carbón y convirtiéndose en la mayor fuente de capacidad de energía del mundo.

El informe también pronostica una aceleración de las instalaciones de paneles solares en los techos residenciales y comerciales, que ayudan a los consumidores a reducir las facturas de energía. La capacidad eólica mundial casi se duplicará en el citado período, y los proyectos en alta mar representan una quinta parte del crecimiento.

Turbinas éolicas y paneles solares | Shutterstock

Juntas, la energía eólica y la solar representarán más del 90% de la capacidad de energía renovable que se implantará en los próximos cinco años.

El informe ve signos emergentes de diversificación en las cadenas de suministro fotovoltaica globales, y se espera que las nuevas políticas en los Estados Unidos y la India impulsen la inversión en la fabricación solar hasta en 25 mil millones de dólares durante el período 2022-2027. Si bien China sigue siendo el actor dominante, su participación en la capacidad de fabricación mundial podría disminuir del 90% actual al 75% para 2027.

Se espera que la demanda mundial total de biocombustibles se expanda en un 22% durante el período 2022-2027. Estados Unidos, Canadá, Brasil, Indonesia e India representan el 80% de la expansión global esperada en el uso de biocombustibles, y los cinco países cuentan con políticas integrales para respaldar el crecimiento.

Toda esta situación de aceleración de las renovables, sin embargo, requiere esfuerzos para resolver los problemas de la cadena de suministro, expandir las redes e implementar más flexibilidad para administrar de manera segura una mayor proporción de energías renovables. El crecimiento más rápido de las fuentes limpias acercaría al mundo al objetivo de alcanzar cero emisiones netas para 2050, lo que ofrece una posibilidad real de limitar el calentamiento global a 1,5 °C.

 

Informe de referencia: https://www.iea.org/reports/renewables-2022

……….

Contacto de la sección de Medio Ambiente: [email protected]

 

Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí