[publish date]


17/03/2023 a las 23:32

CET


El Barça se impuso en el Palau a un Estrella Roja (85-79) que peleó por sus opciones de clasificación hasta el final

«Queremos acabar lo mas alto posible. Parece un poco difícil ser primeros, pero pelearemos por ello», dijo el técnico azulgrana

El entrenador del Barça, Sarunas Jasikevicius, aseguró, después de la victoria de este viernes contra el Estrella Roja (85-79), que terminar entre los cuatro primeros es «el objetivo mínimo» del cuadro catalán en la liga regular.

«Queremos acabar lo mas alto posible. Parece un poco difícil ser primeros, pero pelearemos por ello. La ventaja de campo es el objetivo mínimo y ojalá lo podamos conseguir», aseguró el técnico lituano desde la sala de prensa del Palau Blaugrana.

El preparador del Barça felicitó a sus equipo por la intensidad demostrada ante un rival que «se estaba jugando la vida» tal y como se esperaban, y avisó que todos los partidos de aquí al final de la liga regulada serán «una final».

«El Palau ha estado espectacular. Como muchas otras veces ha demostrado que cuando el equipo le necesita es cuando hace más ruido. Después de los últimos dos partidos, necesitábamos esta victoria ante un equipo que tiene mucha calidad exterior y unos interiores que saben qué hacer», resumió Jasikevicius.

El preparador lituano elogió el rendimiento de Jan Vesely: «Necesitaba un tiempo de adaptación dentro y fuera de la pista, pero cuando el proceso ha terminado se ha convertido en uno de nuestros jugadores más sólidos«.

«Está aprendiendo algunas situaciones en defensa que le cuestan, pero siempre está ahí por el equipo sin pensar en él mismo y aporta mucho. Ha sido otro gran partido suyo», añadió.

Jasikevicius también destacó a Rokas Jokubaitis: «Ha tomado las dos últimas decisiones muy bien y ha hecho que salgamos de aquí con la victoria. Le estaban flotando y en el primer tiempo ha dudado en estas situaciones, pero ha estado muy sólido todo el partido y al final le hemos encontrado».

DAZN, Bienvenidos a la mejor parte

Por último, el preparador lituano incidió en que el Barça debe «jugar más con las faltas», especialmente cuando está en casa y cuenta con la «presión» de «7.000 personas» sobre el rival, como sufrió en su propia piel en las derrotas de la semana pasada contra el Olympiacos y el Fenerbahce Beko.

«Nos costó parar algunas canastas fáciles y en casa tenemos que ser más duros. Por ejemplo, Campazzo hoy ha tenido su día. Ha merido desde fuera y era difícil contenerlo en transición, pero hay que limitar a la gente buena. Tenemos tres exteriores y 16 faltas antes del bonus», zanjó.

Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí