\n’);documento.escribir(‘\n \n\n’);}

Un FUERTE temporal ha provocado graves inundaciones en la localidad murciana de Molina de Segura, lo que ha llevado a su alcalde a pedir al Gobierno nacional que declare la zona como zona de emergencia.

El alcalde de Molina, Eliseo García, dijo que la medida permitiría un procesamiento más rápido de compensación y reparaciones causadas por las tormentas.

La lluvia alcanzó niveles de hasta 100 litros por m2 en una hora el jueves inundando muchas calles de la localidad y dañando propiedades.

“Afortunadamente nadie murió ni resultó herido en el municipio”, comentó García.

“Llovió mucho en muy poco tiempo en zonas como Campotejar dañando cultivos y casas”.

\n’);documento.escribir(‘\n \n\n’);}

Los servicios de emergencia tuvieron que rescatar a 15 personas atrapadas en sus vehículos al ser sorprendidas por el fuerte aguacero.

En un incidente, un niño salió disparado de su cochecito cuando su madre lo empujó por una calle inundada.

Ambos fueron llevados a un lugar seguro por un peatón.

Se desplegó un helicóptero para socorrer a cuatro personas y hubo que rescatar 34 perros en un domicilio de la zona de Cañada de Morcillo.

El mayor daño a las propiedades fue en los distritos de Huerta de Arriba y Huerta de Abajo con rescates que continuaron hasta las 02:00 horas del viernes.

Se inundaron bodegas en el área comercial La Estrella de Molina y hubo daños importantes en el Cementerio Municipal donde se derrumbó parte del muro perimetral.

Los agricultores que han estado luchando con problemas de sequía este año terminaron con campos inundados como resultado del aguacero que a veces se convirtió en granizo.

Se afectaron 4.000 hectáreas de tierra, siendo el 60% de los cultivos cítricos.