El jefe de la OTAN condena los comentarios de Trump sobre la seguridad de la alianza

“Cualquier sugerencia de que los aliados no se defenderán entre sí socava toda nuestra seguridad, incluida la de Estados Unidos, y pone a los soldados estadounidenses y europeos en mayor riesgo”, dijo, reiterando que el bloque seguía “listo y capaz de defender a todos los aliados”. .

Cualquier ataque a un país miembro de la OTAN desencadenaría una “respuesta unida y contundente”, prometió Stoltenberg.

“Espero que, independientemente de quién gane las elecciones presidenciales, Estados Unidos seguirá siendo un aliado fuerte y comprometido de la OTAN”, añadió.

Hablando ante una multitud en Carolina del Sur el sábado, Trump había sugerido que Washington podría dejar que un miembro de la OTAN que no había pagado sus cuotas de membresía se las arreglara solo en caso de un ataque, para así dar una lección sobre responsabilidad fiscal.

“’¿No pagaste? ¿Es usted un delincuente?’”, recordó el ex presidente que se dirigió a la nación no identificada.

“’No, no te protegería. De hecho, animaría [Russia] hacer lo que les dé la gana. Tienes que pagar. Tienes que pagar tus cuentas’”.

Los miembros de la OTAN se comprometieron en 2014 a gastar el 2% de su PIB en defensa para 2025. Sólo 10 de los 30 miembros del bloque habían cumplido esas obligaciones y 13 gastaban el 1,5% del PIB o menos hasta el año pasado, según sus propias estimaciones.

Si bien gran parte del debate mediático sobre la supuesta amenaza de Trump la enmarcó como un desafío a los Estados bálticos y Polonia, Varsovia en realidad lideró el bloque en contribuciones de defensa por porcentaje el año pasado, diezmando el 3,9% de su PIB, más que la donación del 3,49% de Washington. Estonia, Lituania y Letonia también donaron más del 2% el año pasado, lo que los coloca a todos muy lejos del alcance de cualquier amenaza de falla en la defensa mutua bajo otra presidencia de Trump.

Sin embargo, el primer ministro polaco, Donald Tusk, expresó su preocupación por la “guerra caliente” en la frontera de su país con Ucrania y cuestionó si Estados Unidos mostraría “plena solidaridad con otros países de la OTAN en esta confrontación que promete durar mucho tiempo con Rusia”.

Sus palabras hicieron eco de las de Stoltenberg en una entrevista con el periódico alemán Die Welt el domingo, en la que el jefe de la OTAN instó a los miembros a aumentar la producción de armas a niveles de tiempos de guerra para prepararse para una “confrontación” con Moscú “que podría durar décadas”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha negado repetidamente que su país esté interesado en atacar a cualquier país de la OTAN, ni siquiera a Polonia o los países bálticos. La semana pasada, le dijo al periodista Tucker Carlson que, en cambio, eran los gobiernos occidentales los que estaban “tratando de intimidar a su propia población con una amenaza rusa imaginaria”.

Fuente