Fiscal de la CPI amenaza a Israel con posibles acciones por la operación militar de Rafah

“Todas las guerras tienen reglas y las leyes aplicables a los conflictos armados no pueden interpretarse de manera que queden vacías o carentes de significado. Este ha sido mi mensaje constante, incluso desde Ramallah el año pasado”, escribió.

“Desde entonces, no he visto ningún cambio perceptible en la conducta de Israel. Como he subrayado repetidamente, quienes no cumplen con la ley no deben quejarse más adelante, cuando mi Oficina tome medidas de conformidad con su mandato”.

Khan publicó la declaración en la plataforma de redes sociales X el lunes y agregó que su oficina tiene una investigación activa y en curso “sobre la situación en el Estado de Palestina”.

Agnes Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional, también recurrió a X para decir que no hay ningún lugar seguro al que puedan ir los palestinos tras los ataques aéreos en Rafah.

“La incursión israelí tendrá consecuencias devastadoras. Asesinatos en masa, traslados forzosos, más crímenes de guerra. La matanza debe parar”, afirmó Callamard.

Khan ha sido un crítico abierto del ataque militar de Israel en Gaza desde que comenzó la guerra en Gaza el 7 de octubre después de los ataques liderados por Hamás contra el sur de Israel. A finales de octubre, Israel anunció que no permitiría que Khan ingresara al país, según informes de la prensa israelí.

Khan, hablando desde el cruce de Rafah en ese momento, expresó su deseo de ingresar a Gaza e Israel para investigar posibles crímenes.

Israel no es signatario del Estatuto de Roma, que estableció la CPI, y no es miembro del tribunal con sede en La Haya.

Sin embargo, la CPI puede investigar a nacionales de Estados no miembros en algunas circunstancias, incluso cuando presuntos delitos se cometen en los territorios de los Estados miembros.

La Autoridad Palestina es miembro del tribunal. Sin embargo, Israel se niega a permitir que los miembros de la CPI entren en los territorios palestinos ocupados en Cisjordania y Gaza.

En diciembre, Khan pidió a Israel que respetara las reglas internacionales de guerra y dijo que estaba acelerando su investigación sobre la violencia de los colonos israelíes contra los palestinos en la ocupada Cisjordania, emitiendo una declaración similar a la del lunes.

“Fui muy claro que este es el momento de cumplir con la ley. Si Israel no cumple ahora, no deberían quejarse más tarde”.

En las primeras horas del lunes, Israel llevó a cabo ataques aéreos contra Rafah, que provocaron la muerte de numerosos palestinos que se refugiaban en casas y tiendas de campaña.

Los ataques tuvieron como objetivo 14 viviendas y tres mezquitas en Rafah, dijeron funcionarios palestinos. El Ministerio de Salud palestino confirmó que decenas de personas murieron.

Esta acción ha aumentado las preocupaciones sobre un inminente ataque terrestre a la región, que está densamente poblada por personas desplazadas que habían huido allí durante la guerra, además de las personas que normalmente viven allí.

La guerra en Gaza, que se produjo en respuesta a los ataques liderados por Hamas el 7 de octubre contra el sur de Israel, en los que murieron 1.139 personas y más de 250 fueron llevadas cautivas a Gaza, ha provocado que el ejército de Israel haya matado a más de 28.000 palestinos, la mayoría mujeres. y niños, mientras que al menos 68.000 han resultado heridos.

Khan, el fiscal jefe, había dirigido anteriormente una investigación de la ONU sobre los crímenes del grupo militante Estado Islámico en Irak. Fue elegido mediante votación secreta en 2021 después de que los estados miembros de la CPI no lograran llegar a un consenso sobre un reemplazo para su predecesora, Fatou Bensouda.

Desde 2021, la CPI lleva a cabo una investigación sobre posibles crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad en los territorios palestinos ocupados.

Fuente