La comunidad lamenta la muerte de un niño de 5 años atropellado por un conductor que se dio a la fuga en Gardena

Continúa la búsqueda de un conductor que se dio a la fuga y mató a un niño de 5 años e hirió gravemente a su abuela durante el fin de semana en Gardena.

El incidente se registró alrededor de las 10:30 horas del domingo en el cruce de las avenidas Marine y Budlong.

El joven Patrick Chacón caminaba en el cruce de peatones con su abuela cuando fue atropellado mortalmente por un conductor de un vehículo no identificado que no se detuvo, se identificó ni prestó ayuda.

Ahora, globos, peluches y flores marcan la esquina donde mataron al niño de 5 años.

“Era un estudiante de Amestoy”, dijo Verónica Barrera, residente de Gardena, sobre la escuela primaria del niño. “Mis hijos van a esa escuela. Somos una familia Amestoy. Solo saber que lo atropellaron con su abuela, es como para mí, mi mamá y mis hijos a tiempo completo. Esta es la calle que cruzan.

Incluso personas que no conocen a la familia se han detenido en la intersección para contribuir al creciente monumento conmemorativo.

“Ni siquiera conozco al niño que se perdió ni a la abuela”, le dijo Anesa Boone, residente de Gardena, a Carlos Saucedo de KTLA. “Creo que es realmente triste. Iba a buscar algunas flores y traerlas aquí”.

  • Gardena atropella y se da a la fuga
  • Gardena atropella y se da a la fuga

Linda Patterson, que estaba visitando a una familia en el vecindario, se encontró con las secuelas del mortal atropello y fuga.

“Se notaba que no iba a lograrlo. Fue tan desgarrador”, dijo. “La abuela estaba acostada allí mientras le realizaban RCP a su nieto y solo escucharla llorar, fue muy triste”.

Patrick fue declarado muerto en el lugar. Su abuela fue trasladada de urgencia al hospital, donde se encuentra en condición estable.

Ángel Nicolás, residente de Gardena, dijo que las carreteras de la zona pueden ser peligrosas cuando los conductores se distraen o van demasiado rápido.

“Es un vecindario, por lo que puedes tener niños de apartamentos y casas caminando por aquí”, dijo. “Que esto suceda es una tragedia”.

Ahora, algunos en la comunidad están enojados y se unen para pedir justicia.

“Espero que encuentren a la persona que lo hizo porque esto le pudo haber pasado a mi bebé”, dijo Barrera. “Esto le pudo haber pasado a mi hijo, a mi mamá”.

Fuente