Pipo, desaparecido en A Coruña: "Hace nueve años que duermo en un sofá esperando la llamada de mi hijo"

“Me voy, mamá”. Preparaba una mochila: algo de ropa, teléfono, documentación… Pipo, como le llaman todos, estaba nervioso, agitado, enfadado: “No puedo más”. Rosa miraba a su hijo. “Pero, ¿dónde vas?”. Nunca verbalizó el lugar. Nunca explicó sus planes. “Hijo… ¿dónde vas?”. Miró a su madre. Salió por la puerta… y no volvió a entrar. Se llama Francisco Javier Pastoriza y desde aquel 15 de enero de 2016 no está.

Fuente