Trump pide a la Corte Suprema de Estados Unidos que retrase el juicio por interferencia electoral

Donald Trump pidió el lunes a la Corte Suprema de Estados Unidos que suspenda una decisión judicial que rechaza su afirmación de que es inmune a ser procesado por intentar revertir su derrota electoral de 2020, argumentando que sin ese escudo “la presidencia tal como la conocemos cesará existir.”

Emitido el:

3 minutos

Trump, que busca recuperar la presidencia en las elecciones estadounidenses del 5 de noviembre, pidió a los jueces que suspendieran un fallo del 6 de febrero de un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Circuito del Distrito de Columbia que rechazaba su reclamo de inmunidad procesal. .

Los abogados de Trump, en un escrito ante la Corte Suprema, advirtieron que “llevar a cabo un juicio penal de meses de duración contra el presidente Trump en el apogeo de la temporada electoral perturbará radicalmente la capacidad del presidente Trump para hacer campaña” contra el presidente Joe Biden antes de las elecciones.

Pidieron a los jueces que detuvieran el proceso del juicio en espera de que todos los jueces del circuito de DC reconsideraran el caso y, de ser necesario, una apelación ante la Corte Suprema. La fecha del juicio del 4 de marzo contra Trump en un tribunal federal de Washington por cuatro cargos penales presentados por el fiscal especial Jack Smith ya fue pospuesta, sin que se haya fijado una nueva fecha.

Trump, el primer expresidente procesado penalmente, es el favorito para la nominación republicana para desafiar a Biden, un demócrata que lo derrotó en 2020.

Ralentizar el caso podría beneficiar a Trump. Si gana las elecciones de noviembre y regresa a la Casa Blanca, podría usar sus poderes presidenciales para forzar el fin del procesamiento o potencialmente perdonarse a sí mismo por cualquier delito federal.

Los abogados de Trump pintaron un panorama oscuro -rechazado por el Circuito de DC- de lo que les sucedería a los futuros presidentes si se permite que proceda su procesamiento penal, advirtiendo sobre procesamientos partidistas, extorsión, chantaje y más.

“Sin inmunidad procesal penal, la presidencia tal como la conocemos dejará de existir”, escribieron sus abogados.

“Cualquier decisión del presidente sobre una cuestión políticamente controvertida enfrentaría la amenaza de acusación por parte del partido contrario después de un cambio de administración. Todas las decisiones presidenciales estarían expuestas a presiones indebidas e injustas de fuerzas políticas opuestas, bajo amenaza de acusación después del El presidente ha dejado el cargo”, escribieron.

“La amenaza de procesamiento se convertirá en un garrote político utilizado para influir en las decisiones presidenciales más sensibles e importantes con la amenaza de vulnerabilidad personal después de dejar el cargo”, agregaron.

La decisión del Circuito de DC declaró que “el riesgo de que los ex presidentes sean acosados ​​indebidamente por procesos penales federales sin mérito parece leve”.

Los abogados de Trump también repitieron su vieja afirmación de que la acusación tiene motivaciones políticas.

La mayoría conservadora de 6-3 de la Corte Suprema incluye tres jueces nombrados por Trump. Los cargos presentados por Smith en agosto de 2023 se produjeron en uno de los cuatro casos penales actualmente pendientes contra Trump, incluido otro en un tribunal estatal de Georgia que también involucra sus esfuerzos por revertir su derrota de 2020.

‘Sin condiciones especiales’

La jueza de distrito estadounidense Tanya Chutkan, que preside el caso presentado por Smith, rechazó en diciembre el reclamo de inmunidad de Trump y dictaminó que los ex presidentes “no disfrutan de condiciones especiales en su responsabilidad penal federal”.

Después de que Trump apeló, el panel de tres jueces del Circuito de DC también rechazó el reclamo de inmunidad de Trump.

“No podemos aceptar que la oficina de la presidencia coloque a sus antiguos ocupantes por encima de la ley para siempre”, escribió el panel en su decisión.

Durante los argumentos de enero ante el Circuito de DC, uno de los abogados de Trump dijo a los jueces que incluso si un presidente vendiera indultos o secretos militares u ordenara a una unidad de comando de la Marina asesinar a un rival político, no podría ser acusado penalmente a menos que primero sea acusado y condenado. en el Congreso.

Los fiscales han argumentado que Trump actuaba como candidato, no como presidente, cuando presionó a los funcionarios para que anularan los resultados electorales y alentó a sus partidarios a marchar al Capitolio el 6 de enero de 2021, para presionar al Congreso a no certificar la victoria de Biden.

La acusación acusa a Trump de conspirar para defraudar a Estados Unidos, obstruir la certificación del Congreso de la victoria electoral de Biden y conspirar para hacerlo, y de conspirar contra el derecho de los estadounidenses a votar.

En octubre pasado, Trump buscó que se desestimaran los cargos basándose en su reclamo de inmunidad de procesamiento penal relacionado con acciones tomadas por un presidente mientras estaba en el cargo.

Regularmente ha hecho amplias afirmaciones de inmunidad. En 2020, la Corte Suprema rechazó el argumento de Trump de que era inmune a una citación emitida durante una investigación criminal estatal mientras era presidente.

En diciembre, la Corte Suprema rechazó la solicitud de Smith de decidir sobre el reclamo de inmunidad incluso antes de que el Circuito de DC se pronunciara, un intento del fiscal para acelerar el proceso de resolución del asunto. Los magistrados optaron en cambio por dejar que el tribunal inferior de apelaciones decidiera primero, como es habitual.

(REUTERS)

Fuente