La policía israelí utiliza cañones de agua en una protesta contra Netanyahu

Las manifestaciones se celebraron el sábado en la ciudad costera de Tel Aviv, cuando la policía desplegó cañones de agua para dispersar a los participantes.

La táctica provocó enfrentamientos entre los manifestantes y la policía, que detuvo al menos a 21 personas, informó el periódico israelí Ha’aretz.

“La policía creó este lío”, afirmó el periódico citando a un líder de la protesta.

“El número de manifestantes no fue mayor que en semanas anteriores. Cuando activaron el cañón de agua… lo convirtieron en un evento significativo que atrajo a la gente”, añadió.

Los manifestantes han estado celebrando manifestaciones monumentales similares en todos los territorios ocupados, principalmente en Tel Aviv, cada semana durante meses, instando a Netanyahu a dimitir por los cargos de soborno, fraude y abuso de confianza, por los que está siendo juzgado.

Sin embargo, durante las últimas semanas, las manifestaciones semanales han sido de protesta contra el primer ministro y su gabinete por no firmar un acuerdo que permita la liberación de decenas de cautivos, que están retenidos por el movimiento de resistencia palestino Hamas.

Hamás y su grupo de resistencia de la Jihad Islámica con base en Gaza atraparon a los cautivos el 7 de octubre de 2023 durante la Tormenta de Al-Aqsa, una operación sorpresa contra los territorios ocupados.

El régimen respondió con una guerra que hasta ahora ha matado a cerca de 30.000 palestinos, en su mayoría mujeres y niños.

Hamás dice que se niega a liberar a los 130 cautivos que aún mantiene hasta que cese por completo la agresión israelí. Netanyahu, sin embargo, insiste en continuar la guerra hasta lograr la “victoria”, incluso mediante lo que él llama la expulsión de Hamás del gobierno de Gaza.

Una encuesta realizada recientemente entre israelíes mostró que la mayoría de ellos creía que no era posible que el régimen israelí lograra una “victoria absoluta” en el territorio costero.

Alrededor del 55,3 por ciento de los participantes en la encuesta realizada por el grupo de expertos llamado “Instituto de la Democracia de Israel” dijo que había una “probabilidad bastante baja” o “muy baja” de tal resultado.

Fuente