El bando de Trump y la Casa Blanca chocan por el reconocimiento de Biden del ‘Día de la Visibilidad Transgénero’

WASHINGTON – El presidente Joe Biden enfrenta críticas de la campaña de Donald Trump y de los conservadores religiosos por proclamar el 31 de marzo, que corresponde con el Domingo de Pascua de este año, como el “Día de la Visibilidad Transgénero”.

El presidente demócrata emitió la proclamación el viernes, llamando a “todos los estadounidenses a unirse a nosotros para elevar las vidas y las voces de las personas transgénero en toda nuestra nación y trabajar para eliminar la violencia y la discriminación basadas en la identidad de género”.

Pero en 2024, la designación del 31 de marzo se superpondrá con la Pascua, una de las celebraciones más sagradas del cristianismo. La campaña de Trump acusó a Biden, un católico romano, de ser insensible a la religión, y sus compañeros republicanos se sumaron.

“Hacemos un llamado a la fallida campaña de Joe Biden y a la Casa Blanca para que se disculpen con los millones de católicos y cristianos en todo Estados Unidos que creen que mañana es para una sola celebración: la resurrección de Jesucristo”, dijo Karoline Leavitt, secretaria de prensa de la campaña de Trump. Atacó lo que llamó el “ataque de años a la fe cristiana” de la administración Biden.

El presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, republicano por Luisiana, dijo en las redes sociales que “la Casa Blanca de Biden ha traicionado el principio central de la Pascua” y calificó la decisión de “escandalosa y aborrecible”.

El portavoz de la Casa Blanca, Andrew Bates, dijo que los republicanos que critican a Biden “están buscando dividir y debilitar a nuestro país con una retórica cruel, odiosa y deshonesta”.

“Como cristiano que celebra la Pascua en familia, el presidente Biden defiende unir a las personas y defender la dignidad y las libertades de todos los estadounidenses”, dijo Bates. “El presidente Biden nunca abusará de su fe con fines políticos o con fines de lucro”.

Biden asiste devotamente a misa y considera que su educación católica es una parte fundamental de su moralidad e identidad. En 2021, se reunió con el Papa Francisco en el Vaticano y luego dijo a los periodistas que el pontífice decía que era un “buen católico” que debería seguir recibiendo la Comunión.

Pero las posturas políticas de Biden sobre el matrimonio homosexual y el apoyo a que las mujeres tengan derecho al aborto lo han puesto en desacuerdo con muchos cristianos conservadores.

Fuente