Alemania se convierte en el mayor país de la UE en legalizar el cannabis recreativo

Alemania se convirtió el lunes en el mayor país de la UE en legalizar el cannabis recreativo, a pesar de las feroces objeciones de políticos de la oposición y asociaciones médicas.

Emitido el: Modificado:

2 minutos

Según el primer paso de la muy debatida nueva ley, los adultos mayores de 18 años ahora pueden llevar consigo 25 gramos de cannabis seco y cultivar hasta tres plantas de marihuana en casa.

Los cambios dejan a Alemania con algunas de las leyes sobre cannabis más liberales de Europa, junto con Malta y Luxemburgo, que legalizaron el uso recreativo en 2021 y 2023, respectivamente.

Los Países Bajos, conocidos por su actitud permisiva hacia la droga, han adoptado en los últimos años un enfoque más estricto para contrarrestar el turismo de cannabis.

Leer másEl cannabis medicinal pronto podría obtener luz verde en Francia tras un ensayo sin precedentes

Cuando la ley entró en vigor a medianoche, cientos de personas vitorearon ante la icónica Puerta Brandenbrug de Berlín, muchos de ellos encendiendo porros en lo que un participante, un muy feliz Niyazi de 25 años, llamó “un poco de libertad extra”.

Como siguiente paso de la reforma legal, a partir del 1 de julio será posible obtener marihuana legalmente a través de “clubes de cannabis” en el país.

Estas asociaciones reguladas podrán tener hasta 500 miembros cada una y podrán distribuir hasta 50 gramos de cannabis por persona al mes.

Hasta entonces, “los consumidores no deben informar a la policía dónde compraron su cannabis” en caso de un control callejero, declaró a la AFP Georg Wurth, director de la Asociación Alemana del Cannabis.

‘Desastre’

Los planes iniciales para que el cannabis se vendiera a través de tiendas autorizadas se abandonaron debido a la oposición de la UE, aunque se está preparando una segunda ley para probar la venta de la droga en tiendas en regiones piloto.

El gobierno alemán, una coalición tripartita encabezada por los socialdemócratas del canciller Olaf Scholz, sostiene que la legalización ayudará a contener el creciente mercado negro de la popular sustancia.

Pero los grupos de salud han expresado su preocupación de que la legalización pueda conducir a un aumento en el uso entre los jóvenes, quienes enfrentan los mayores riesgos para la salud.

El consumo de cannabis entre los jóvenes puede afectar al desarrollo del sistema nervioso central, lo que aumenta el riesgo de desarrollar psicosis y esquizofrenia, advirtieron los expertos.

“Desde nuestro punto de vista, la ley tal como está redactada es un desastre”, dijo a la AFP Katja Seidel, terapeuta de un centro de adicción al cannabis para jóvenes en Berlín.

Incluso el ministro de Sanidad, Karl Lauterbach, que es médico, ha afirmado que el consumo de cannabis puede ser “peligroso”, especialmente para los jóvenes.

El gobierno ha prometido una amplia campaña de información para crear conciencia sobre los riesgos e impulsar los programas de apoyo.

También ha subrayado que el cannabis seguirá prohibido para los menores de 18 años y en un radio de 100 metros de escuelas, guarderías y parques infantiles.

‘Responsable’

La ley también ha generado críticas por parte de la policía, que teme que sea difícil de aplicar.

“A partir del 1 de abril, nuestros compañeros se encontrarán en situaciones de conflicto con los ciudadanos, ya que reina la incertidumbre en ambas partes”, afirmó Alexander Poitz, vicepresidente del sindicato de policía GdP.

Otro problema potencial es que la ley declarará retroactivamente una amnistía para los delitos relacionados con el cannabis, creando un dolor de cabeza administrativo para el sistema legal.

Según la Asociación Alemana de Jueces, el indulto podría aplicarse a más de 200.000 casos que deberían ser controlados y tramitados.

El líder conservador de la oposición, Friedrich Merz, ha dicho que derogaría “inmediatamente” la ley si él y su partido formaran un gobierno tras las elecciones nacionales de 2025.

Pero el ministro de Finanzas, Christian Lindner, del liberal FDP, dijo que la legalización era una medida “responsable” que era mejor que “dirigir a la gente al mercado negro”.

La nueva ley “no conducirá al caos”, dijo Lindner a la emisora ​​pública ARD.

(AFP)

Fuente