NBA: Embiid de los 76ers ‘deprimido’ tras su última baja por lesión

Joel Embiid, derecha, de los Philadelphia 76ers, y Kyle Lowry celebran durante la segunda mitad de un partido de baloncesto de la NBA contra el Oklahoma City Thunder, el martes 2 de abril de 2024, en Filadelfia. (Foto AP/Matt Slocum)

FILADELFIA – Joel Embiid pasó dos temporadas completas y partes de tantas otras recuperándose, rehabilitándose e incluso descansando (gracias, manejo de carga) durante su carrera en la NBA que la estrella de los Philadelphia 76ers ya debería estar casi acostumbrada a quedarse al margen.

Las consecuencias del tiempo de baja tras su última lesión, una rotura de menisco en la rodilla izquierda que necesitó quirófano y que le costó dos meses de temporada, fueron diferentes.

“Por lo general, cuando tengo lesiones, simplemente me digo a mí mismo: ‘Pasa a la siguiente. Mejorate y solucionalo’”, dijo Embiid. “Éste me pasó factura mentalmente. Estar deprimido. No fue bueno. Todavía no estoy donde se supone que debo estar, especialmente mentalmente. Pero me encanta jugar. Me encanta el baloncesto y quiero jugar. Cualquier posibilidad que pueda estar ahí fuera, la aprovecharé”.

Embiid al menos sintió el amor en Filadelfia.

Fue recibido calurosamente por el miembro del Salón de la Fama Allen Iverson y casi 21.000 fanáticos de los Sixers que rugieron por su presentación y corearon “¡MVP! ¡MVP!” durante todo el juego en su primer juego en nueve semanas. Embiid anotó 24 puntos, tuvo siete asistencias, seis rebotes y anotó los cuatro tiros libres decisivos en los últimos 40 segundos que llevaron a los 76ers a una victoria por 109-105 sobre el Oklahoma City Thunder el martes por la noche.

Embiid, el actual MVP de la NBA, recibió autorización para regresar antes del partido y jugó por primera vez desde que se lesionó en el último partido de los Sixers en enero. Los Sixers cayeron en picado en la clasificación de la Conferencia Este de la NBA sin él. Un equipo que jugaba por un puesto entre los cuatro primeros en el Este antes de la lesión de Embiid, los Sixers tienen marca general de 14-27 sin él esta temporada y 11-18 desde que se lesionó en la derrota del 30 de enero en Golden State.

Embiid, que llevaba una camiseta de la WWE que le regaló el ex luchador Triple H antes de WrestleMania, no pudo precisar exactamente qué lo llevó a sus ataques de depresión. Pero el golpe de otra lesión más y la lucha de ver a los Sixers perder juego tras juego sin él, pasaron factura a su salud mental.

“Me tomó un tiempo superarlo”, dijo Embiid. “Aún no lo he superado. Sólo tengo que tomarlo día a día. Mira los aspectos positivos. Ya estoy de vuelta. Con suerte, todos los días intentaré mejorar y volver a ser yo mismo”.

Embiid, de 30 años, dijo que se apoyó en su esposa y su hijo pequeño para ayudarlo a superar los días difíciles. Llevó a su hijo Arthur, de tres años y medio, a y desde la escuela y Embiid jugó con él “todo el día” para distraerlo del hecho de que su carrera en la NBA estaba en suspenso.

“El baloncesto obviamente significa mucho, lo amo y me encanta jugar”, dijo Embiid. “Es lo mejor para mí. Pero la familia también es lo primero. Es lo que me ayudó a superarlo”.

LEA: El entrenador de los 76ers dice que los médicos están “contentos con el progreso de Joel Embiid”

Embiid admitió estar exhausto y cerró el partido sentado en la mesa de anotadores. Después de una fuerte caída al final del juego, el jugador de 7 pies yació boca arriba durante varios momentos antes de permitir que sus compañeros lo levantaran.

“Pensé que podría haber sido mejor”, dijo Embiid.

Los fanáticos de los 76ers estaban listos para el regreso del pívot All-Star. Con el pelo recogido en trenzas, Embiid recibió una gran ovación cuando fue presentado en la alineación titular. Embiid había comenzado el día que figuraba como fuera en el informe de lesiones antes de que fuera ascendido a cuestionable al final de la tarde.

“Quiero sacarlo y evaluar dónde estamos”, dijo el entrenador Nick Nurse.

Los 76ers llegaron el martes octavos en el Este con siete juegos restantes esta temporada y parecen estar listos para llegar al torneo de entrada. El sembrado No. 7 juega contra el No. 8. El ganador ingresa y obtiene el sembrado No. 7 para los playoffs. El perdedor tiene una segunda oportunidad.

“Normalmente no me preocupo por el tema de la siembra”, dijo Nurse. “Hay algo de sentido común aquí en el sentido de que necesitamos preparar a este equipo, sea lo que sea que eso signifique, para ser lo mejor que pueda ser, si hay una postemporada”.

Embiid, dos veces campeón anotador de la NBA, ha promediado 35,3 puntos y 11,5 rebotes esta temporada. Anotó un récord de la franquicia de 70 puntos y 18 rebotes el 22 de enero en la victoria por 133-124 sobre San Antonio.

“La expectación es real”, dijo su compañero de equipo Kelly Oubre Jr. “Es uno de los jugadores más dominantes que jamás haya visto la NBA”.

Embiid se sometió a una cirugía de menisco el 6 de febrero después de que Jonathan Kuminga de Golden State cayera sobre la pierna izquierda del jugador de 7 pies. Antes de eso, Embiid había estado fuera debido a una inflamación en la rodilla izquierda en los dos juegos anteriores de Filadelfia.


Su suscripción no se pudo guardar. Inténtalo de nuevo.


Tu suscripción ha sido exitosa.

Todos los juegos perdidos le costaron a Embiid su oportunidad de conseguir un segundo MVP consecutivo. Solo quiere ayudar a los 76ers a volver a la forma en que jugaron los primeros meses de la temporada mientras buscan su primer campeonato de la NBA desde 1983.

“He aprendido mucho a lo largo de los años”, dijo Embiid. “Tengo que cuidarme. Tengo que mantenerme sano porque todavía tengo una larga carrera por delante. Se trata del presente y del futuro”.



Fuente