Macron critica los comentarios “extraños y amenazantes” de Rusia después de raras conversaciones telefónicas

El presidente Emmanuel Macron denunció el jueves como “extraño y amenazante” el tono de Rusia tras las inusuales conversaciones telefónicas entre los ministros de Defensa de Francia y Rusia, su primer contacto desde 2022.

Emitido el:

2 minutos

El miércoles, el Ministro de Defensa francés, Sebastien Lecornu, se acercó a su homólogo ruso, Sergei Shoigu, y le dijo que Francia estaba dispuesta a intensificar los intercambios para luchar contra el “terrorismo”, según el Ministerio de Defensa francés.

La llamada telefónica se produjo mientras Francia está haciendo todo lo posible para albergar los Juegos Olímpicos en París este verano.

Rusia, por su parte, advirtió a Francia durante las conversaciones de una hora que esperaba que los servicios secretos franceses no hubieran estado involucrados en un reciente ataque a una sala de conciertos en Moscú reivindicado por extremistas del grupo Estado Islámico, según un informe del Ministerio de Defensa ruso.

“Los comentarios de la parte rusa fueron extraños y amenazantes”, dijo Macron a los periodistas, añadiendo que cualquier sugerencia de que Francia podría haber estado involucrada en el ataque mortal era “ridícula”.

Macron dijo que Francia había estado en contacto con Rusia porque París tenía “información útil” para compartir sobre el origen y la organización del ataque que se cobró la vida de al menos 144 personas.

“Pedí a los directores de los servicios de los ministerios correspondientes que mantuvieran conversaciones técnicas con sus homólogos (rusos) para expresar un mensaje de solidaridad y porque teníamos información útil -no la voy a revelar aquí- sobre el origen y organización de este ataque”, dijo Macron.

“Es ridículo decir que Francia está detrás de esto, que los ucranianos están detrás de esto. No tiene sentido. No corresponde a la realidad, es una manipulación de información que forma parte del arsenal de guerra de Rusia”.

Algunos observadores vieron las conversaciones telefónicas como un cambio de rumbo para Macron, quien en los últimos meses ha endurecido su línea contra Rusia, negándose a descartar el envío de tropas sobre el terreno en Ucrania.

El jueves, Macron intentó defender ese enfoque.

“Tendremos un trabajo conjunto con todos los afectados por el terrorismo. Y cuando tengamos información tendremos intercambios técnicos”, afirmó.

Después de las conversaciones entre Lecornu y Shoigu, Moscú también afirmó que durante la llamada telefónica “se notó la disposición para el diálogo sobre Ucrania”.

Francia rechazó inmediatamente esa sugerencia.

“Francia no aceptó ni propuso nada parecido” sobre el conflicto, afirmó a la AFP una fuente cercana a Lecornu.

(AFP)

Fuente