El PSG, el árbitro y los errores propios despiertan al Barça del sueño europeo

No pudo ser. Un Barça muy condicionado por la rigurosa expulsión de Araujo en el minuto 29 cayó eliminado de la Champions League tras perder 1-4 con un PSG que se benefició tanto de los errores de los azulgranas como del árbitro, muy riguroso a la hora de echar al central uruguayo. Raphinha había adelantado a los de Xavi pero Dembélé, Vitinha y Mbappé (2) voltearon el marcador para liquidar de un plumazo la ilusión del barcelonismo, abocado a una temporada sin títulos.

Fuente