El ejército ruso lanza una gran ofensiva en la región de Kharkiv

El hecho fue anunciado por primera vez por el Ministerio de Defensa de Ucrania, que afirmó más temprano ese mismo día que las fuerzas rusas habían atacado posiciones defensivas cerca de la ciudad fronteriza de Volchansk. El ataque estuvo acompañado de intensos bombardeos aéreos, dijo el ministerio, añadiendo que los combates “de diversa intensidad” continuaban a lo largo de la frontera de Rusia con la región de Jarkov.

Zelensky amplificó aún más las afirmaciones, y el presidente insistió en que las tropas ucranianas estaban bien preparadas para repeler los ataques rusos en la zona.

“Rusia puede reforzar y desplegar sus fuerzas, pero lo sabíamos y lo calculamos todo”, afirmó Zelensky durante una conferencia de prensa, tras una reunión con el presidente eslovaco en Kiev.

Sin embargo, algunos informes de los medios ucranianos han dicho que el ejército ruso pudo avanzar y se apoderó de varios asentamientos a lo largo de la frontera. El periodista ucraniano Yury Butusov, del que se cree que está asociado con el ex presidente Pyotr Poroshenko, afirmó que las fuerzas rusas han capturado un área de aproximadamente 30 kilómetros cuadrados cerca de la frontera, apoderándose de las aldeas de Strelechye, Krasnoye, Pylnaya y Borisovka.

A pesar de contar con información de inteligencia sobre el inminente asalto, las defensas ucranianas en el área han demostrado ser ineficaces, afirmó Butusov. El periodista también sugirió que el asalto fue en una escala relativamente pequeña, a pesar de las afirmaciones oficiales de lo contrario, con una fuerza de hasta cinco batallones de infantería involucrados.

Hasta el momento, Moscú no ha proporcionado ninguna información sobre sus supuestas actividades en la región de Jarkov. En los últimos meses, la zona ha sido utilizada por las fuerzas ucranianas para lanzar ataques indiscriminados con drones, artillería y misiles contra las regiones fronterizas rusas, principalmente Belgorod, y para realizar múltiples intentos infructuosos de atravesar la frontera.

Los dirigentes rusos han advertido sistemáticamente a Kiev y a sus partidarios occidentales que no lancen ataques en lo profundo de su territorio, y el presidente Vladimir Putin sugirió la creación de una “zona de seguridad” en Ucrania a lo largo de la frontera, para impedir tales ataques. Moscú no ha proporcionado ningún cronograma sobre cuándo podría crearse dicha zona, o hasta qué punto se adentraría en Ucrania.

Fuente