Salvador Illa, el mediofondista del San Pancracio

Todo mediofondista necesita tener baja frecuencia cardiaca en reposo. Salvador Illa (La Roca del Vallès, 1966), el ganador de las elecciones catalanas, suele estar en las 55 pulsaciones al minuto. Un temple que entrena cada día corriendo por lo menos una hora cuando las calles no están ni puestas, pero que también tuvo que esculpir en su etapa como ministro de Sanidad al frente de la pandemia. En caso de emergencia, lleva unos clips metálicos de papelería en el bolsillo que va deformando para no perder la calma.

Fuente