Waukegan considerará endurecer los criterios de avance de grado escolar; ‘Determinado por el crecimiento y desarrollo académico y no por razones sociales’

Pronto se considerarán propuestas para monitorear más de cerca el progreso de los estudiantes desde el primer grado hasta la escuela secundaria en el Distrito Escolar 60 de la Unidad Comunitaria de Waukegan para mantener a los jóvenes en el camino correcto para avanzar continuamente hacia la graduación.

La promoción de un grado al siguiente estará “determinada por el crecimiento y desarrollo académico y no por razones sociales u otros criterios”, según información publicada por el distrito.

En las próximas semanas, la Junta de Educación del Distrito 60 considerará tres opciones propuestas por los administradores para determinar más específicamente si un estudiante está listo para el siguiente grado.

“Esto permitirá a los estudiantes tener cierta propiedad en su aprendizaje, mientras los obliga a cumplir con los estándares académicos”, dijo Jason Nault, superintendente asociado del distrito para equidad, innovación y responsabilidad.

Junto con la política propuesta de retención y promoción, los administradores sugirieron un sistema de calificación revisado en el que ya no se otorgará una puntuación de cero. La nota suspensiva más baja posible será el 50%.

Aunque el progreso académico de los estudiantes (con énfasis en lectura y matemáticas) será observado de cerca desde el comienzo del primer grado, Nault dijo que se prestará la mayor atención a los estudiantes de tercer, quinto y octavo grado, así como a cada año de la escuela secundaria.

Todos los estudiantes que no hayan progresado lo suficiente durante sus años de tercer, quinto y octavo grado tendrán la oportunidad de asistir al programa de escuela de verano Summer Bridge para obtener un ascenso al siguiente nivel.

“Si no tienen éxito en el verano, serán retenidos”, dijo Nault. “Al final del tercer trimestre (del año escolar), enviaremos avisos de advertencia. Los padres recibirán informes cada cinco semanas a partir de principios de año”.

Si el programa estuviera implementado este año, el 7,1% de los estudiantes de tercer grado y el 7,6% de los estudiantes de quinto grado serían elegibles para el programa Summer Bridge. La cifra sube al 38,6% para los estudiantes de octavo grado, según las estadísticas publicadas por el distrito, pero los estándares son diferentes.

Según la propuesta, los estudiantes de escuela primaria se consideran lo suficientemente atrasados ​​después del tercer o quinto grado como para ser considerados para la retención si están más de un nivel de grado atrasados ​​tanto en lectura como en matemáticas.

“Las matemáticas y la alfabetización son una parte importante de lo que haremos en el programa Summer Bridge”, dijo Nault. “Los estudiantes de esa clase recibirán mucho apoyo en esas áreas”.

Según la propuesta, los estudiantes de secundaria no son juzgados por su desempeño por debajo del nivel de grado, sino por su promedio de calificaciones. Si está por debajo de 2,0 en una escala de cuatro puntos, deben tener éxito en el programa Summer Bridge para avanzar.

Aunque a nadie se le negará la oportunidad de asistir al Summer Bridge y avanzar, Nault dijo que en el nivel de escuela secundaria la promoción se basa estrictamente en los créditos obtenidos en cada clase.

Un estudiante de secundaria necesita cinco créditos para alcanzar el segundo año, nueve para ser junior y 13 para ingresar a su último año. Si no tienen nueve créditos al final de su segundo año, Nault dijo que permanecerán en el campus de Brookside para los estudiantes de sus primeros dos años de escuela secundaria. Los créditos se pueden obtener en la escuela de verano.

Cuando el director de una escuela primaria o secundaria cree que un estudiante debería repetir un año de escuela, Nault dijo que puede solicitar al distrito tal acción. Un padre también puede hacer la solicitud.

Si la junta quisiera un plan menos integral, dijo, la administración presentará tres opciones. Aunque los estándares seguirán siendo los mismos, la segunda posibilidad es aplicarlos sólo a estudiantes de secundaria y preparatoria. Una tercera opción se concentraría únicamente en la escuela secundaria.

“Vamos a dejar que la junta tome esa decisión”, dijo Nault.

Si bien los estudiantes de secundaria y preparatoria seguirán recibiendo calificaciones de A, B, C, D o F, la escala de calificaciones será de 50 puntos en lugar de 100. Las calificaciones de A a D tendrán el mismo valor, pero una calificación reprobatoria estará entre 50 y 59, ahora cero y 59, según una nueva propuesta.

Robert Vossel, coordinador de ciencias del distrito, dijo que una calificación de cero en un examen puede hacer que sea casi imposible que un estudiante obtenga una puntuación lo suficientemente buena en otros exámenes como para aprobar o obtener una C.

Fuente