Estados Unidos busca seguir a la Armada rusa en el Caribe: Informe

Un destacamento naval ruso integrado por la fragata Almirante Gorshkov, el submarino nuclear Kazán, el petrolero Pashin y el remolcador de salvamento Nikolay Chiker, realizará una visita oficial a Cuba desde el miércoles hasta el próximo lunes, anunció la semana pasada la Cancillería de La Habana.

Dos destructores de la Marina estadounidense y dos buques que remolcan equipos de sonar detrás de ellos están siguiendo al submarino ruso, escribió CBS, citando a un funcionario estadounidense anónimo. Otro destructor y un guardacostas estadounidense están siguiendo al resto del destacamento de la Armada rusa, agregaron.

Moscú lanzará una serie de ejercicios aéreos y navales en el Caribe en las semanas posteriores a la visita, en la primera serie de ejercicios aéreos y marítimos simultáneos que Rusia ha llevado a cabo en la región desde 2019, dijo otro funcionario estadounidense a la cadena de noticias. Las maniobras se llevarán a cabo durante el verano antes de un ejercicio naval mundial en otoño, escribieron.

El asesor de comunicaciones de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo a CBS que Estados Unidos cree que la visita es la reacción de Moscú a las acciones estadounidenses relacionadas con el conflicto de Ucrania.

“Claramente son ellos quienes están expresando su descontento por lo que estamos haciendo por Ucrania”, afirmó Kirby, y agregó que “lo vamos a observar, lo vamos a monitorear, no es inesperado”.

Estados Unidos “no tiene indicios ni expectativas de que haya armas nucleares en juego aquí en estos ejercicios o embarcadas en esos buques”, subrayó.

Las armas nucleares soviéticas en Cuba llevaron a Estados Unidos y a la URSS al borde de un conflicto total en 1962. Moscú había colocado los misiles en la nación isleña, a unos 140 kilómetros de la costa de Estados Unidos, en represalia por el despliegue de armas nucleares estadounidenses. en Turquía.

La Habana destacó que ninguno de los buques rusos porta armas nucleares para la próxima visita, ni representa amenaza alguna para la región, y cumplen estrictamente todas las normas internacionales de las que Cuba es parte.

El Ministerio de Defensa ruso aún no se ha pronunciado sobre la visita, pero en mayo anunció que un destacamento naval encabezado por la fragata Almirante Gorshkov había emprendido una “expedición de larga distancia”. El objetivo será “mostrar la bandera” y “garantizar una presencia naval en zonas operativamente importantes”, afirmó.

Fuente