La investigación del 6 de enero persiste a medida que se acercan las elecciones de 2024

Chris Joyner | The Atlanta Journal-Constitution (TNS)

Han pasado tres años y medio desde que miles de personas marcharon desde un mitin del entonces presidente Donald Trump hasta el Capitolio de Estados Unidos, donde muchos de ellos permanecieron durante horas, pelearon con la policía y desfilaron por el edificio, retrasando la certificación de las elecciones presidenciales. y obligar a los miembros del Congreso a huir.

Pero incluso mientras los estadounidenses se preparan para otras elecciones presidenciales en noviembre, la extensa investigación sobre los disturbios del 6 de enero de 2021 que siguieron persiste.

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, al menos 1.457 personas han sido acusados ​​de delitos que van desde delitos menores de allanamiento de morada hasta delitos graves, incluida agresión a un oficial de policía y conspiración sediciosa. Entre ellos se encuentran 33 acusados ​​con vínculos con Georgia, dos de los cuales van a juicio el lunes.

Phillip “Bunky” Crawford, de 48 años, y Dominic Box, de 34, están programados para juicios separados el lunes en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Washington por delitos graves relacionados con sus supuestas acciones en el motín.

Crawford Se declaró culpable el mes pasado de un cargo de delito grave de desorden civil, cuatro cargos de agresión a la policía y un cargo de conducta violenta y desordenada en los terrenos del Capitolio. Pero decidió llevar a juicio los cinco cargos penales restantes en su contra. Cuatro de esos cargos restantes implican acusaciones de que utilizó un arma peligrosa o mortal y que podrían acarrearle incluso más tiempo en prisión.

A diferencia de muchos de sus compañeros acusados, Crawford no llegó a un acuerdo de declaración de culpabilidad con los fiscales federales, lo que habría evitado un juicio. En una larga entrevista del 31 de mayo en la plataforma de streaming Rumble, Crawford describió su decisión como una decisión estratégica y basada en principios.

“Me declaré culpable de seis cargos porque me di cuenta de que (los fiscales) no estaban siguiendo la Constitución y la gente no estaba ganando. Estoy viendo los casos anteriores y no pinta bien”, afirmó. “Acepté la responsabilidad de mis acciones, porque puse mis manos sobre los oficiales y ellos pueden responsabilizarme por eso. Del mismo modo, (los agentes) deben rendir cuentas de sus acciones”.

Fuente