Anula una sanción de 600 euros en Rianxo por alteración grave de una víctima de Covid tras pedir ser atendida en Gallego

La justicia estima parte del recurso, pero no entra a valorar la cuestión lingüística y sí condena al hombre por una infracción leve

La sentencia emitida por el juzgado del contencioso administrativo de Santiago de Compostela a respecto de los hechos acaecidos en 2021, cuando un vecino de Rianxo exigió ser atendido en gallego en un cribado de la Covid19, da la razón parcialmente a A Mesa pola Normalización Lingüística y anula la sanción de 600 euros impuesta en su momento por la Subdelegación del Gobierno.

El juzgado considera que no está probado que el ciudadano hubiese alterado de forma grave el funcionamiento del centro de salud y deja así sin efecto la sanción.

Sin embargo, sí lo sanciona por unos hechos distintos, imponiéndole una multa de 160 euros por una infracción de “falta de respeto a los agentes de la Policía Local de Rianxo”, hechos que no encajan en la tipicidad por la que la Subdelegación incoó el procedimiento sancionador, según matiza A Mesa.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Tribunal deja a un lado la cuestión lingüística, “ya que no constituye el objeto del procedimiento” y apunta además que el personal de Sergas pertenece a una administración diferente a la administración del Estado, “que es la aquí demandada, lo que impide entrar a conocer sobre ello”.

En este sentido, la entidad ha solicitado una aclaración de la resolución al juzgado y anuncia que, una vez se resuelva esta petición, solicitará el amparo del Tribunal Constitucional para reparar los derechos del ciudadano.



Fuente