El etarra Liher Rodríguez reconoce ante la Audiencia Nacional haber proporcionado explosivos y armas a un comando

La Fiscalía rebaja la petición de prisión por el delito de depósito de sustancias explosivas de 10 a 8 años

El exmiembro de ETA Liher Rodríguez Aretxabaleta ha reconocido este jueves ante el tribunal de la Audiencia Nacional que facilitó en 2005 explosivos y armas a otros dos integrantes del comando ‘Imanol’ con el fin de “subvertir el orden constitucional”.

Al inicio del juicio, y en su declaración como encausado, Rodríguez Aretxabaleta se ha limitado a señalar ante el tribunal de la Sección Tercera y a preguntas de la Fiscalía que efectivamente reconocía los hechos. Tras esto, y sin preguntas de la defensa, han declarado una serie de funcionarios policiales que han ratificado los diferentes informes periciales presentados en el marco de la causa.

La Fiscalía ha modificado sus conclusiones y, si bien ha mantenido los hechos por los que le acusaba, ha rebajado la pena que solicita para él en dos años, de manera que pasa de 10 años de cárcel a dejarlo en 8 al entender que se da la atenuante analógica de confesión de un delito de depósito de sustancias explosivas con fines terroristas.

Tras esta modificación, tanto la fiscal como la defensa han renunciado a su informe de conclusiones dada la conformidad y el presidente de la Sala, Alfonso Guevara, ha indicado que el asunto quedaba visto para sentencia.

EL VERANO DE 2005



Fuente