Un cuerpo a más de 40º tiene hasta un 70% más de posibilidades de sufrir un accidente laboral mortal

Trabajar en la calle con una temperatura de 40º es un riesgo ante el que hay que tomar precauciones. Las muertes que se producen por un golpe de calor se consideran accidente laboral. Y, desgraciadamente, no son un hecho aislado.

El año pasado fallecieron 14 personas por esta causa y, en este 2024, ya ha perdido la vida una persona en la comunidad de Madrid. Los trabajos al aire libre presentan un riesgo especial, como nos ha explicado en COPE el responsable de Salud Laboral de UGT Aragón, José de las Morenas.

Son especialmente vulnerables sectores como la “construcción; el mantenimiento de carreteras y obras públicas; las labores forestales; jardinería; limpieza o agricultura”. Pero también existe riesgo en espacios cerrados como hornos, fundiciones o cocinas; las actividades con un esfuerzo físico importante.

¿Se pueden evitar los accidentes por calor?

El estrés térmico es un riesgo para la salud y se debe afrontar desde la prevención de riesgos laborales. Hay que evaluar las condiciones de trabajo y tomar precauciones. La organización del trabajo es fundamental, “con una menor exposición al sol, pausas, rotaciones y zonas de sombra en los trabajos donde haya una exposición directa”, explica De las Morenas.

No menos importante es mantener en todo momento “una hidratación adecuada” y vestir con ropa de fibras naturales que permitan la transpiración natural. En este sentido, desde UGT advierten la necesidad de adaptar la ropa de trabajo o los elementos de seguridad a las circunstancias de calor.



Fuente