Seúl, Corea del Sur (CNN) — Corea del Norte disparó dos misiles balísticos a las aguas de su costa este el domingo, el más reciente en lo que ha sido un año récord para los lanzamientos de prueba por parte del régimen de Kim Jong Un.

Los lanzamientos, informados por las autoridades de Corea del Sur y Japón, marcaron el día número 35 de este año en que Corea del Norte realizó una prueba de misiles.

Vienen después de la afirmación de Corea del Norte este viernes de que había probado con éxito un motor de cohete de combustible sólido, un desarrollo que podría llevar al régimen de Kim a ser capaz de disparar un misil balístico intercontinental (ICBM) de manera más rápida y confiable en el futuro.

La más reciente prueba de misiles conocida de Corea del Norte fue el 18 de noviembre, cuando lanzó un misil balístico intercontinental Hwasong-17.

Las autoridades japonesas dijeron que los misiles disparados este domingo alcanzaron una altitud de 550 kilómetros (342 millas) y volaron una distancia de 500 kilómetros (311 millas), lo que sugiere que no eran armas balísticas de largo alcance.

El ejército de Corea del Sur los identificó como MRBM, misiles balísticos de alcance medio. Llamó a los lanzamientos “una provocación grave que daña la paz y la estabilidad en la península de Corea, así como a la comunidad internacional” y dijo que eran una clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

El viceministro de Defensa de Japón, Toshiro Ino, dijo que los misiles cayeron al mar y que hasta el momento no se han reportado daños a aviones o barcos en el área. Dijo que el gobierno japonés había presentado una protesta ante Corea del Norte a través de canales diplomáticos.

Tanto Corea del Sur como Estados Unidos instaron a Corea del Norte a detener inmediatamente sus pruebas de misiles.

Corea del Norte ha estado probando misiles y componentes de una variedad de tamaños este año.

Ankit Panda, un experto en política nuclear de Carnegie Endowment for International Peace, le dijo a CNN la semana pasada que el ritmo de las pruebas este año muestra que Pyongyang se ha convertido en una potencia de misiles.

“El panorama general es que Corea del Norte se está convirtiendo literalmente en un destacado operador de fuerzas de misiles a gran escala”, dijo Panda.

“La palabra prueba ya no es apropiada para hablar de la mayoría de los lanzamientos de misiles de Corea del Norte”, dijo Panda.

“La mayoría de los misiles que lanzaron este año son parte de ejercicios militares. Están ensayando para la guerra nuclear. Y eso, creo, es el panorama general de este año”.

Panda y otros analistas señalan que las pruebas de misiles de Corea del Norte siguen un plan ambicioso que Kim estableció en 2021 que busca convertir al país en una potencia en esta área.

Las pruebas más recientes vienen después de solo unos días del establecimiento de un nuevo comando de la Fuerza Espacial de EE.UU. en Corea del Sur.

La nueva unidad, con sede en la Base Aérea de Osan al sur de Seúl, “tendrá la tarea de coordinar las operaciones y servicios espaciales, como la advertencia de misiles, la navegación de posición y el tiempo y las comunicaciones por satélite dentro de la región”, según las Fuerzas Armadas de EE.UU. en Corea.

Cuando se le preguntó qué podrían lograr los adversarios potenciales como Pyongyang conformando esa unidad, el comandante de las Fuerzas Espaciales de Corea, el teniente coronel Joshua McCullion, dijo que esperaba que tuviera un efecto disuasorio.

“La esperanza es que vean que estamos listos”, dijo.



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí