La jerarquía del Barcelona ha perdido la fe en Xavi Hernández tras la humillación de la Supercopa de España

El domingo fue sin duda uno de los días más oscuros del Barcelona en la era Xavi Hernández. No sólo por perder 4-1 ante su acérrimo rival, el Real Madrid, en una final, sino también porque la actuación fue tan abyecta que podría haber sido aún mayor.

Como suele suceder cuando suceden cosas como esta, se señala con el dedo al gerente. Xavi pareció equivocarse en su táctica, y su homólogo Carlo Ancelotti pudo aprovechar un Barcelona muy abierto en varias ocasiones.

Xavi ya estaba bajo presión en Barcelona después de un período difícil de tres meses, pero ese escrutinio se ha multiplicado por diez tras la humillación del domingo. Incluso podría no haber vuelta atrás, ya que Joan Fontes ha informado de que los dirigentes del club han perdido la fe en el técnico de 43 años, que es muy consciente de su falta de respaldo.

Además, Deco -superior directo de Xavi- también está perdiendo mucha fe, e incluso ha empezado a dudar de algunos de sus fichajes, como el de Ilkay Gundogan. Todo queda pendiente de Joan Laporta, que decidirá los próximos pasos tras este día oscuro para el Barcelona.



Fuente