La Corte Suprema de Estados Unidos escuchará los argumentos sobre el caso electoral de Trump en Colorado

La Corte Suprema de Estados Unidos ocupa un lugar central a regañadientes en la carrera por la Casa Blanca de 2024 el jueves cuando decide si se debe prohibir a Donald Trump postularse nuevamente para presidente.

Emitido el:

3 minutos

El tribunal más alto del país escuchará argumentos en el caso de ley electoral de mayor trascendencia desde que detuvo el recuento de votos en Florida en 2000, cuando el republicano George W. Bush aventajaba por estrecho margen al demócrata Al Gore.

La pregunta que enfrentan los nueve jueces es si Trump no es elegible para aparecer en la boleta primaria presidencial republicana en el estado de Colorado porque participó en una insurrección: el asalto al Capitolio de Estados Unidos por parte de sus partidarios el 6 de enero de 2021.

La Corte Suprema de Colorado, citando la 14ª Enmienda de la Constitución, dictaminó en diciembre que a Trump, el favorito para la nominación republicana de 2024, se le debería prohibir aparecer en la boleta electoral debido a su papel el 6 de enero.

La sección 3 de la 14ª Enmienda prohíbe a cualquier persona ocupar un cargo público si participó en una “insurrección o rebelión” después de haberse comprometido una vez a apoyar y defender la Constitución.

La enmienda, ratificada en 1868 después de la Guerra Civil, tenía como objetivo impedir que los partidarios de la Confederación separatista esclavista fueran elegidos para el Congreso o ocuparan cargos federales.

Trump, de 77 años, apeló a la Corte Suprema para que desestimara el fallo de Colorado y propuestas similares en otros estados para mantenerlo fuera de las urnas.

El tribunal de mayoría conservadora, que incluye a tres jueces nombrados por Trump, ha reservado 80 minutos para los argumentos orales, pero se espera que duren más.

La Corte Suprema ha sido tradicionalmente reacia a involucrarse en cuestiones políticas polémicas, pero este año se ve empujada a la mitad de la carrera presidencial.

Además del caso de Colorado, el tribunal también podría aceptar escuchar una apelación de Trump contra un fallo de un tribunal inferior según el cual no goza de inmunidad procesal penal como expresidente y puede ser juzgado por cargos de conspiración para anular las elecciones de 2020.

‘Parte aislada’

Steven Schwinn, profesor de derecho constitucional en la Universidad de Illinois en Chicago, dijo que cualquier decisión del tribunal en el caso de Colorado “será vista por una parte de la población como una interferencia con las elecciones”.

“Si descalifican a Trump, los partidarios de Trump verán que eso interfiere con las elecciones”, dijo Schwinn. “Si no descalifican a Trump, sus oponentes verán que eso interfiere con las elecciones”.

Los abogados de Trump, en su escrito ante la Corte Suprema, dijeron que “el pueblo estadounidense, no los tribunales ni los funcionarios electorales, debería elegir al próximo presidente de los Estados Unidos”.

“Al menos 60 tribunales estatales y federales en todo el país se han negado a retirar al presidente Trump de la boleta”, dijeron. “La Corte Suprema de Colorado es el único caso atípico”.

Instaron a la Corte Suprema a “proteger los derechos de las decenas de millones de estadounidenses que desean votar por el presidente Trump”.

Los abogados de Trump dijeron que la Sección 3 de la 14ª Enmienda sólo puede aplicarse mediante “métodos promulgados por el Congreso” y no a través de los tribunales estatales.

La sección 3 tampoco debería aplicarse a Trump porque se refiere a “funcionarios de los Estados Unidos”, es decir, funcionarios designados, argumentaron.

Además, dijeron los abogados de Trump, el expresidente “no ‘participó’ en nada que constituya ‘insurrección'”.

“No hubo ninguna ‘insurrección'”, dijeron. “Los acontecimientos del 6 de enero no fueron una ‘insurrección’, ya que no implicaron un intento organizado de derrocar o resistir al gobierno de Estados Unidos”.

Trump pronunció un encendido discurso ante miles de seguidores en Washington el 6 de enero antes de que convergieran en el Capitolio en un intento por bloquear la certificación del Congreso de la victoria electoral del demócrata Joe Biden.

La Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, lo acusó de incitar a una insurrección, pero el Senado lo absolvió.

(AFP)


Fuente