Enfermos y familias urgen la aprobación de la ‘ley ELA’: "Es factible, humana, justa y necesaria”

“Una sociedad decente es aquella que en ningún momento deja atrás a sus vulnerables, por muy débiles que sean”, reivindica Fernando Martín, presidente del Consorcio Nacional de Entidades de la ELA (esclerosis lateral amiotrófica), ConELA, que agrupa a una quincena de asociaciones de toda España, incluida la gallega Agaela. Hace una semana, la voz de este colectivo se escuchó con fuerza en la Sala Constitucional del Congreso, durante una jornada en la que se abordó la necesidad de sacar adelante una legislación que garantice una atención integral y, por tanto, una “vida digna”, a los afectados por esa dolencia neurodegenerativa, cruel e incurable. El demoledor alegato del exfutbolista Juan Carlos Unzué, enfermo de ELA, afeando que solo cinco de los 349 diputados acudiesen a ese encuentro — “me imagino que el resto tendrá muchas cosas que hacer”, sentenció— y pidiendo voluntad para tramitar la ya conocida como “ley ELA”, se hizo viral y ha puesto el foco sobre una demanda “factible, humana y justa”. “A los políticos les digo que no pueden ni deben permitir que una sola persona más, queriendo vivir, se sienta obligada a morir por la falta de la ‘ley ELA’ y de las ayudas que conlleva”, consideró Unzué, durante su intervención en la Cámara Baja.

Fuente