Euskadi pone a prueba la estabilidad del Gobierno de Sánchez en la primera gran pugna entre PNV y Bildu

El País Vasco llega a unas elecciones decisivas este domingo en las que la pugna entre el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y EH Bildu es más fuerte que nunca. Hasta el momento estas dos fuerzas jamás estuvieron tan igualadas, con sondeos en los que la izquierda abertzale ha llegado a estar por delante del partido hegemónico en esa comunidad, lo que implicaría un cambio político y sociológico de primer orden. La campaña electoral empezó plana, sin apenas alteraciones, y en los últimos días se recrudeció por el fantasma de ETA y la negativa del candidato abertzale a llamarla “banda terrorista”. Las urnas medirán la afectación real de la polémica y, sobre todo, la resistencia del nacionalismo vasco.

Fuente