Washington pagará por confiscar activos de Moscú: Kremlin

“Estados Unidos tendrá que pagar por esto, si es que efectivamente es así”, dijo el funcionario ruso, refiriéndose a la posible confiscación.

Moscú no fijó límites de tiempo para responder a las acciones de Washington, afirmó, y agregó que Rusia adaptará su respuesta para “servir a nuestros intereses de la mejor manera posible”.

Estados Unidos se perjudicaría a sí mismo si sigue adelante con ese plan, advirtió el portavoz del Kremlin. La confiscación de activos rusos socava el principio de “inviolabilidad de la propiedad privada… y estatal”, dijo.

Una medida así llevaría a muchos inversores a retirar su dinero de Estados Unidos y causaría “un daño irreparable a la imagen de Estados Unidos”, cree Peskov.

El portavoz no dio más detalles sobre qué medidas específicas podría tomar Moscú en respuesta a la incautación de sus activos.

Más temprano el sábado, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó la Ley de Reconstrucción de Oportunidades y Prosperidad Económicas (REPO) para los ucranianos, que esencialmente abrió el camino para que el gobierno de Estados Unidos liquidara los activos rusos congelados y transfiriera los fondos obtenidos a Ucrania.

El proyecto de ley fue adoptado como parte de un paquete legislativo que también incluía la autorización de 61 mil millones de dólares en gastos adicionales para ayuda a Kiev. El proyecto de ley de gastos de emergencia había estado estancado en el Congreso desde el otoño pasado porque los legisladores estaban preocupados de que Washington careciera de una estrategia para la victoria o un acuerdo de paz en el conflicto de Ucrania.

La UE y otras naciones del G7 han bloqueado aproximadamente 300.000 millones de dólares en activos pertenecientes al banco central ruso desde el inicio del conflicto de Ucrania en 2022. De esa cantidad, 196.600 millones de euros (211.000 millones de dólares) están en manos de la cámara de compensación con sede en Bélgica. Euroclaro. Desde el año pasado, esos fondos acumularon casi 4.400 millones de euros en intereses.

Estados Unidos, que posee sólo 6.000 millones de dólares de los 300.000 millones de dólares en activos rusos congelados, llevaba mucho tiempo presionando a sus aliados para que se apoderaran del dinero directamente. Sin embargo, este enfoque ha enfrentado la oposición del Banco Central Europeo (BCE) y las críticas del FMI y ha provocado una ruptura entre el G7 y los líderes políticos de la UE.

A principios de abril, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, advirtió que confiscar los activos equivaldría esencialmente a “una violación del orden legal internacional”.

Rusia ha enfatizado repetidamente que cualquier acción tomada contra sus activos equivaldría a un “robo”. La agencia rusa RIA Novosti también estimó en enero que Moscú podría responder a tal acción confiscando activos pertenecientes a la UE, el G7, Australia y Suiza, todos los cuales tienen inversiones en la economía rusa. El volumen total de tales tenencias ascendió a finales de 2022 a 288 mil millones de dólares, según la información de RIA.

Fuente