Zelensky cancela visita a España y Portugal debido a la difícil situación en Ucrania

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, pospuso las visitas al extranjero previstas para esta semana, anunció su portavoz. La cancelación se produce en medio de la ofensiva rusa en la región fronteriza de Jarkov.

La declaración fue hecha el miércoles por Sergey Nikiforov, quien escribió en su página de Facebook que el líder ucraniano “ha ordenado que todos los eventos internacionales que lo involucren programados para los próximos días sean pospuestos y se coordinen nuevas fechas”. Agradeció a los partidarios de Kiev su comprensión.

Zelensky debía viajar a España el viernes y reunirse con el rey Felipe. Más tarde, se esperaba que visitara Portugal, donde tenía previsto firmar un acuerdo bilateral de cooperación en materia de seguridad con Lisboa.

Si bien Nikiforov no indicó el motivo del aplazamiento del viaje de Zelensky, la medida se produce cuando el Ministerio de Defensa ruso informó de un avance en la región ucraniana de Jarkov. El miércoles, afirmó que las tropas de Moscú habían capturado las aldeas de Glubokoye y Lukyantsy, cercanas a la frontera entre Ucrania y Rusia.

El ministro de Defensa ucraniano, Rustem Umerov, admitió que Kiev se enfrentaba a una situación “extremadamente difícil” ya que sus tropas luchaban por mantener el terreno y eran superadas en armamento por las fuerzas rusas. En este contexto, instó a los partidarios de Ucrania a aumentar las entregas de municiones.

Los funcionarios ucranianos han advertido durante mucho tiempo que no estaban preparados para repeler un ataque ruso importante, quejándose de retrasos en los envíos de armas occidentales. En abril, el jefe de la inteligencia militar de Kiev, Kirill Budanov, advirtió que Ucrania enfrentaría serias dificultades a mediados de mayo y principios de junio.

La región de Jarkov ha sido utilizada con frecuencia por las fuerzas ucranianas para realizar ataques con artillería y aviones no tripulados en zonas fronterizas rusas, muchos de los cuales tenían como objetivo edificios residenciales, lo que provocó decenas de víctimas civiles. En marzo, el presidente ruso Putin sugirió que Moscú podría “en algún momento” verse obligado a “crear un cierto cordón sanitario” en los territorios controlados por Kiev para evitar nuevos ataques.

Fuente