Estados Unidos afirma que no hay genocidio en Gaza

El lunes, el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, anunció que está solicitando órdenes de arresto para el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el ministro de Defensa, Yoav Gallant, así como para los líderes de Hamás, Yahya Sinwar, Mohammed Diab Ibrahim al- Masri e Ismail Haniyeh, acusándolos de “crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad”.

Hablando en la Casa Blanca más tarde ese día, Biden condenó la medida de la CPI, así como acusaciones separadas de la Corte Internacional de Justicia de la ONU de que las acciones de Israel en Gaza podrían ser genocidas.

“Permítanme ser claro: contrariamente a las acusaciones contra Israel hechas por la Corte Internacional de Justicia, lo que está sucediendo no es un genocidio. Rechazamos eso”, dijo Biden.

El grupo palestino Hamás llevó a cabo un ataque en Israel el 7 de octubre que provocó la muerte de unas 1.200 personas y la toma de rehenes a 250. El gobierno israelí respondió lanzando una operación militar a gran escala en Gaza, que según el Ministerio de Salud del enclave palestino ha matado a más de 35.500 personas y ha dejado a casi 80.000 heridos. Israel ha prometido continuar la ofensiva hasta que Hamas sea completamente eliminado.

“Apoyamos a Israel para acabar con Sinwar y el resto de los carniceros de Hamás”, afirmó Biden el lunes, y añadió: “Queremos que Hamás sea derrotado. Hemos trabajado con Israel para que eso suceda”.

En enero, un fallo provisional de la CIJ, el máximo tribunal de la ONU en La Haya, ordenó a Israel que tomara medidas para prevenir el genocidio y mejorar las condiciones humanitarias de la población de Gaza. La demanda, presentada por Sudáfrica a finales del año pasado, acusa a Tel Aviv de cometer crímenes de guerra sistemáticos en la región palestina.

Fuente