Tyson Fury ebrio escoltado desde un bar local en medio de celebraciones posteriores a la pelea

La noche de excesos del Rey Gitano termina cuando posiblemente los gorilas más valientes del Reino Unido tengan que acompañar al boxeador fuera de Leer.

Fuente