Act. a las 20:43

CET


El Sporting de Portugal llegó a ganar por 12-17 en la primera parte y mantuvo el pulso hasta el último minuto

Pérez de Vargas ha estado inmenso y el Barça se medirá el domingo al FC Porto en la final de la Supercopa Ibérica

En una semifinal a cara de perro, el Barça ha remontado un 12-17 adverso en la recta final del primer tiempo y se ha impuesto por 37-34 a un gran Sporting de Portugal espoleado por la sensacional segunda parte que ha realizado un Gonzalo Pérez de Vargas en gran estado de forma, que recibió un merecido MVP.

FICHA TÉCNICA

SUPERCOPA IBÉRICA


BAR


SPO

ALINEACIONES

BARÇA, 37

(16+21): Emil Nielsen (p., 1′-22′), Thiagus Petrus, Ludovic Fàbregas (7), Jonathan Calsbogard (2), Dika Mem (6, 3p.), Aleix Gómez (1), Martí Soler (1) -siete inicial-, Pérez de Vargas (p.s., 23′-60), Luka Cindric (2), Luís Frade (2), Domen Makuc (6), Melvyn Richardson, Blaz Janc (4) y Hampus Wanne (6).

SPORTING DE PORTUGAL, 34

(20+14): Leo Maciel (p.. 1), Natan Suárez, Patryk Walczak (2), Martim Costa (8) Kiko Costa (7, 1p.), Mamadou Gassama (1), Etienne Mocquais (3) -siete inicial-, Martim Costa, Espen Vag (3), Salvador Salvador (5, 1p.), André José, Carlos Ruesga, Josep Folqués, Edney Silva (1) y Francisco Tavares (3, 1p.).

ÁRBITROS

Duarte Santos y Ricardo Fonseca (portugueses). Excluyeron dos minutos a Dika Mem (46:13), del Barça; y a Mamadou Gassama (28:24), del Sporting.

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS

3-5, 6-8, 8-12, 12-14, 13-18, 16-20 (descanso), 20-22, 24-25, 27-26, 30-30, 32-32 y 37-34 (final).

INCIDENCIAS

Segunda semifinal de la Supercopa Ibérica masculina de balonmano disputada ante unos mil espectadores en el Pabellón Ciudad Jardín (Málaga).

El cuadro barcelonista se verá las caras este sábado en la primera final de la Supercopa Ibérica de la historia al FC Porto, que ha pasado por encima de un mermado Fraikin Granollers en la primera semifinal por 30-46 ofreciendo una sensacional imagen con el internacional luso Diogo Branquinho como mejor jugador.

Con las bajas de Aitor Ariño, Timothey N’Guessan y Haniel Langaro más un Aleix Gómez renqueante que intervino poco, los blaugranas se enfrentaban a un cuadro luso que está realizando un buen papel en la Liga Europea y que cuenta con cuatro españoles: Natan Suárez, Josep Folques, Mamadou Gassama (ex del Granollers) y el exazulgrana Carlos Ruesga.

Aún resonaba la exhibición de los ‘dragoes’ en la primera semifinal y los ‘leoes’ no quisieron ser menos con una sensacional primera parte en la que imprimieron desde el principio el ritmo que más les interesaba para poner contra las cuerdas a un Barça demasiado cargado de partidos y de competiciones. De hecho, no hacía ni 48 horas que habían ganado en Nantes un duelo durísimo.

Con los hermanos Martim y Kiko Costa al mando de las operaciones, el Sporting doblaba a los azulgranas a los seis minutos (3-6) mientras el exbarcelonista Leo Maciel ofrecía una cátedra de paradas, lo que obligó Carlos Ortega a parar el partido al paso por el 12′ con un preocupante 6-10 en su Málaga natal.

El Barça trató de ajustar una defensa que no funcionaba al igual que tampoco lo hacía Emil Nielsen en la portería y consiguió equilibrar las fuerzas para acercarse a dos goles (12-14, min. 20′), pero a partir de ahí los portugueses pusieron una marcha más que le permitió correr y marcar demasiados goles fáciles para irse por cinco (13-17, min. 24).

Etienne Mocquais, en plena ebullición del Sporting

| TWITTER

Un par de intervenciones de Gonzalo y dos goles seguidos de Makuc apretaron el marcador (15-18). La sensación de que el partido podía cambiar fue un espejismo, ya que una precipitación de Melvyn Richardson y la buena dirección de Carlos Ruesga en el bando sportinguista derivaron en un inquietante 16-20 en el intermedio con Blaz Janc defendiendo de avanzado en los dos últimos ataques.

El Barça regresó con aires renovados, con una defensa más solvente y con un sensacional Pérez de Vargas para situarse a un gol en menos de dos minutos (19-20) y equilibrar el marcador superando un sinfín de contratiempos al paso por el 39′. Y eso que Maciel seguía parando y que se seguían perdiendo bolas.

Por cierto, muy flojos los colegiados portugueses, que se tragaron varias exclusiones y no tenían muy claro qué es una falta en ataque. El Sporting volvió a marcharse al ritmo de los Costa y tres goles seguidos de un notable Hampus Wanne posibilitaron otra remontada con el gran capitán Gonzalo a un nivel extraordinario (28-27, min. 44:55).

Thiagus Petrus, en tareas defensivas

| TWITTER

El caso es que los lusos encararon con ventaja los últimos 10 minutos (30-31) y a solo tres minutos y medio del final el equilibrio era total (33-33) con Domen Makuc tomando la responsabilidad y anotando cuatro goles seguidos. El partido estaba en los pequeños detalles y ahí fue mejor el vigente campeón de la Champions.

Gonzalo siguió exhibiéndose pese a que los colegiados dieron demasiadas opciones a los lusos tras varias intervenciones extraordinarias. Sin embargo, su paradón en un penalti al especialista Salvador Salvador fue definitivo. Ortega pidió tiempo con 35-33 y un tanto de Luka Cindric supuso la sentencia definitiva. Al final, 37-34 y a la final contra el FC Porto.



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí