19/12/2022 a las 09:16

CET


La centrocampista noruega habla para SPORT sobre su buen momento de forma, la actualidad deportiva y su futuro

«No soy titular en todos los partidos, pero cuando voy a entrar me centro en dar lo mejor de mí»

En un mundo donde impera la cultura de la inmediatez, donde la prisa y la falta de paciencia se apoderan del presente y del ir poco a poco, el fútbol no funciona diferente. Se exige rendimiento y resultados para ayer. Y es difícil lidiar con ello cuando no sale a la primera. Ingrid Syrstad Engen (Melhus, Noruega, 29 de abril del 1998), sin embargo, encontró la fórmula para hacerlo.

Llegó al FC Barcelona en verano de 2021 en una de las posiciones más complicadas, sino la que más, para el estilo de juego azulgrana: la de pivote. Este año ha encontrado la regularidad que necesitaba en su proceso de adaptación: «Me siento con confianza, empecé a pensar en mí, en cómo podía potenciar mis puntos fuertes y no tratar de ser otra jugadora», explica.

La centrocampista noruega atiende a SPORT antes de recibir al Rosengard en Spotify Camp Nou para despedir un 2022 lleno de éxitos. Antes, charlamos un poco, mientras posa para la sesión de fotos, y nos hace ver que domina el idioma mucho más de lo que todos piensan.

Pregunta: Permíteme empezar por algo diferente. ¿Dónde está el mejor café de Barcelona? 

Respuesta: [Ríe] ¡Pues me lo pregunta mucha gente últimamente, eh! Mi favorito es el de Syra Coffee.

Ya eres toda una experta de la ciudad, haces tours guiados a las nuevas. ¿Te sientes en casa?

Es raro, pero sí. Cuando me fui de Noruega no pensaba que iba a sentirme así. Es algo especial. Me encanta pasear, descubrir sitios… Me gusta mucho Gracia, estas zonas con encanto donde tengo mis cafeterías [ríe].

Vamos a hablar de fútbol. ¿Estás en tu mejor momento desde que fichaste?

Te diría que sí. Me siento muy cómoda con el fútbol, con el equipo, y cuando te sientes así, juegas mejor. Estoy feliz con mis sensaciones en el campo y disfrutando mucho.

Desde fuera se percibe que has dado un salto esta temporada. ¿Lo ves igual, tú?

Sin duda. Es una cuestión de sentirme más cómoda. Soy pivote y aunque Patri [Guijarro] hace que parezca fácil, es muy complicada esta posición aquí. No me imaginaba que lo iba a ser tanto. El año pasado pensaba demasiado en el campo, ahora juego de forma más automática, fluyo más. Sé lo que se espera de mí y puedo ir demostrando mis puntos fuertes.

¿Cómo explicas esta mejora? ¿Has trabajado más algún aspecto concreto?

La colocación, sobre todo cuando tengo el balón. Estaba acostumbrada a ir de área a área y aquí, en el Barça, tienes que estar siempre en la posición adecuada para recuperar y controlar. Cuando esto mejora, soy mejor en defensa y tengo también más ocasiones, porque estoy en el sitio adecuado.

¿Quién te ha ayudado en la adaptación?

Es una mezcla. Por un lado, las jugadoras, especialmente las centrocampistas. Patri, Aitana, que siempre puedes acudir a ella, y Alexia. Y por otra parte el técnico y su ‘staff’. Me han puesto vídeos, los hemos analizado… Siento que estoy aprendiendo mucho y creciendo como jugadora. Estoy en el mejor sitio para esto.

¿Se tiene en general poca paciencia con los fichajes?

Pienso que sí. No creo que todo el mundo acabe de entender que el fútbol en el Barça es muy diferente al de otros países. Las jugadoras españolas que llevan aquí muchos años lo llevan en la sangre, pero para las de fuera es todo muy nuevo. La manera de entender el fútbol, de jugar… Es normal que conlleve un tiempo.

¿Has llegado a sentir frustración en algún momento?

Algunas veces. Porque quieres encajar rápido y que todo vaya bien. Y cuando entendí que necesitaba tiempo para adaptarme empecé a sentirme más cómoda y todo cambió. Empecé a pensar en mí, en lo que podía mejorar, en potenciar mis puntos fuertes en vez de tratar de ser otra jugadora.

«Cuando entendí que necesitaba tiempo para adaptarme empecé a sentirme más cómoda y entonces todo cambió»

¿Cómo ves a Keira Walsh?

Es una futbolista increíble, lo demuestra cada día. Su situación es parecida a la mía. Siente que necesita cierto tiempo para adaptarse. Y estoy segura de que en poco tiempo lo hará. Es un perfil de futbolista que encaja perfectamente aquí.

¿Qué se tiene que tener para ser pivote en el Barça?

Lo más importante es lo que decíamos antes, la colocación. Tanto si jugamos con una o dos jugadoras de mediocentro. Tener el balón, la toma de decisiones, encontrar el pase adecuado para empezar la jugada de ataque junto a las centrales. Y también es importante la capacidad defensiva, que creo que es uno de mis puntos fuertes. Recuperar el balón cuando hay una pérdida y empezar de nuevo.

¿Cómo definirías tu rol en el equipo?

Obviamente no soy titular en todos los partidos, pero cuando voy a entrar me centro en dar lo mejor de mí. Me siento con confianza para hacerlo y por supuesto a todas nos gustaría jugar tanto como sea posible, pero pongo el equipo por delante y hago todo lo que sé. Creo que he demostrado que puedo jugar bien y voy a seguir así.

Ingrid Engen, entrevistada por SPORT

| Javi Ferrándiz

En los últimos partidos ha dado la sensación de que el equipo pierde la concentración durante unos minutos y se cometen errores que no son habituales. ¿Lo veis así vosotras?

Es complicado. También hay que tener en cuenta que cuando juegas contra el Bayern, es un equipo que es muy bueno aprovechando estos momentos y así nos metió dos y tres goles. Son equipos con jugadoras de mucha clase que te pueden hacer daño. No creo que sea una falta de concentración, pero sí que es bueno poder competir contra equipos así más a menudo y que esto nos pase ahora y no al final de temporada en partidos decisivos.

¿Crees que los rivales han descubierto cómo haceros daño?

Sí, todos estudian cómo hacerlo. Por lo tanto tenemos que encontrar alternativas para que no pase. Los otros equipos son cada vez mejores y cuando jueguen contra nosotras van a dar su mejor versión. Tenemos que trabajar lo que depende de nosotras, aprender de estos partidos y ver qué podemos hacer diferente en estos momentos en los que te enganchan.

El jueves volvéis al Camp Nou. ¿Hay ganas?

¡Sí! No me imagino una mejor manera de cerrar el año. Espero que hagamos un buen partido, que venga mucha gente y que podamos disfrutar del día con la afición.

En el vídeo promocional, Patri dijo que vas a marcar de cabeza.

[Ríe] ¡Sería increíble! Ojalá Patri esté en lo cierto.

Cada vez que jugáis allí os quedáis un buen rato celebrándolo con la afición. ¿Cómo de especial es esta conexión con el público?

He pensado mucho en ello. Creo que es muy especial saber que significamos tanto para la gente. Lo vemos sobre todo en los partidos, toda la gente que viene, pero también en los entrenamientos, en la calle. Vemos que hay interés. Como jugadora es increíble poder formar parte de esto y de este club.

«He pensado mucho sobre esta conexión con el público. Es muy especial saber que significamos tanto para la gente»

Tengo que preguntarte por tu futuro. ¿Cómo va la renovación?

Estamos en ello, hablando. No puedo decir mucho, obviamente, pero sí que me veo vistiendo la camiseta del Barça durante muchos años más. Me encanta el fútbol de aquí, la gente… Estoy en un sitio donde me puedo desarrollar como futbolista y estoy con las mejores cada día. Es el mejor club donde puedo estar ahora.

¿Vas a hacer algo especial estas Navidades?

Para mí la Navidad significa volver a casa, con mi familia. No he ido desde el verano y tengo muchas ganas. Es un clima diferente [ríe], estará nevando y con una temperatura de menos veinte grados, pero será una Navidad muy bonita.

¿Qué le pides al 2023?

Ganar la Champions con el Barça.

Al terminar la entrevista, Ingrid Engen se sometió al test más personal de SPORT. Diez preguntas, diez respuestas cortas.



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí