26/12/2022 a las 17:33

CET


Corren buenos tiempos para las biografías, con la publicación de un número de títulos cada vez mayor y las apariciones recientes de libros sobre personajes clave de la cultura popular como la cantante italiana o el actor Paul Newman. Indagamos en las claves para que este tipo de escritura consiga el éxito que busca entre los lectores

Como cuando las luces se encienden en la discoteca, la noticia del fallecimiento de Raffaella Carrà se vivió como un fin de fiesta colectivo. Quién más, quien menos ha coreado los estribillos de sus canciones más conocidas en italiano o castellano y ha convivido con su rostro en la televisión. La italiana se ganó el cariño del público a pulso, por eso el 5 de junio de 2021 los medios se llenaron de obituarios, en muchas casas sonó su música y hasta se encendieron velas en su honor. Y, por supuesto, hubo editoriales que se pusieron a trabajar en la biografía de la artista para tener un título aceptable lo antes posible. Una de las últimas que se ha publicado en España ha sido El arte de ser Raffaella Carrà (Blackie Books) de Paolo Armelli traducido por Alfonso Zuriaga y con prólogo de Raquel Peláez.

El libro, que lleva como subtítulo Un manual para ser libres y felices. Y para hacer el amor con quien quieras tú, se lanzó primero en Italia y está estructurado en diez capítulos. En cada uno se cuenta una parte de la vida de Raffaella Pelloni –el nombre original de ‘La Carrà’– y lo relaciona con uno de los principios que rigieron su existencia como Un nuevo corte de pelo lo arregla todo o Mejor probar y equivocarse que quedarse de brazos cruzados. “La inspiración para la estructura vino de otro libro también publicado por Blackie Books, Cómo ser Bill Murray (2016)”, cuenta Paolo Armelli a este periódico.

Su trabajo tiene un objetivo que va más allá que relatar su biografía. También, dice, quiere mostrar “lo inspiradora que puede ser para cualquiera, incluso para las nuevas generaciones. Todo el mundo tiene algo que aprender de Raffaella”. Armelli explica que el aspecto de la artista que más le ha atraído desde siempre es su libertad, porque no solo luchó por la suya sino también por la de los demás. Pone como ejemplo la ayuda que Carrà prestó a sus compañeras “en tiempos en los que las mujeres del espectáculo y las mujeres en general estaban relegadas a espacios de marginalidad y silencio. Su vida libre creo que es el legado más luminoso que nos dejó”, afirma.

Desde Libros Cúpula también consideraron que la forma de vivir de la artista podría servir de brújula vital para los lectores, y por eso han sacado su propia guía titulada Raffasofia: para encontrar la Felicità-tà-tà, de Marina Visentin y traducido por Chiara Giordano y Javier Echalecu. Según la sinopsis del libro, “si los filósofos que a lo largo de los siglos han debatido sobre el tema hubiesen tenido televisión, habrían encontrado en Raffaella Carrà el eslabón perdido entre el ser humano y la felicidad”, y la denominan “una filósofa pop”. Es una pena no saber lo que la italiana pensaría de ser la protagonista de estos dos manuales.

El secreto de una biografía exitosa

Precisamente, Libros Cúpula acaba de publicar en España otra de las biografías más ambiciosas de la temporada: La extraordinaria vida de un hombre corriente, de Paul Newman, traducida por Francisco Javier Pérez Jiménez. Si el libro ya es goloso por el protagonista, además tiene un recorrido histórico que le añade atractivo, ya que parte de él está basado en las entrevistas que el guionista Stewart Stern le hizo al actor entre 1986 y 1991. La idea del artista era escribir unas memorias para contar la verdad de su propia vida, pero finalmente se arrepintió y mandó quemar las cintas. Pero Stern, avispado, se guardó las transcripciones que le permitieron dar forma al libro junto con testimonios de personas cercanas a Newman como Tom Cruise o Elia Kazan.

“Cuando nos pasaron el manuscrito todavía incompleto, hace un año más o menos, me quedé muy impactada porque realmente son muy íntimas y muy honestas. Revelan a un Paul Newman que yo no conocía como persona y me di cuenta de que iba a ser muy interesante para el lector”, sostiene Leticia Sánchez Jiménez-Pajarero, editora de Cúpula. Para ella, el libro reúne los tres puntos esenciales que una biografía debe tener para ser buena: que sea autorizada, que explique cosas exclusivas que no se sabían y que sea capaz de emocionar al lector.

En este caso, ha sido la familia de Paul Newman la que ha autorizado su publicación, que además coincide con el estreno en HBO Max del documental sobre el actor y su mujer Joanne Woodward titulado Las últimas estrellas de Hollywood. “Creemos que sabemos tanto de los personajes famosos, porque hemos leído de todo y los hemos visto por todas partes, pero si la biografía es capaz de aportar información nueva y desconocida, consigue hacerla relevante”, afirma Leticia Sánchez. “También ayuda que no se centre demasiado en algunas épocas o algunos aspectos porque las biografías así pueden llegar a ser pesadas. Como en la que publicamos ahora hay tantas personas hablando se hace más amena”, explica.

La editorial Roca tiene un buen surtido de biografías y autobiografías en su catálogo, tanto de músicos como de artistas de cine, deportistas, políticos o espías. Blanca Rosa Roca, fundadora de la editorial, comenta que “algunas no nos han funcionado, por ejemplo las de políticas como Kamala Harris o Jacinda Ardern porque no han trascendido en nuestro país. Las de personajes españoles ya desaparecidos como Amparo Muñoz o Waldo de los Ríos tampoco tuvieron el éxito que esperábamos y eso que están muy trabajadas y con documentación muy interesante”.

Es necesario que las biografías cuenten de una forma personal detalles no conocidos o la verdad en algunos temas que pudieron ser mal interpretados”

Para ella, la clave para que una biografía triunfe entre el público es, de entrada, que el protagonista sea muy conocido y con éxito. “Buenas noches y saludos cordiales, la de Jose María García, la vendimos muy bien porque es un personaje muy popular, admirado y odiado por muchos”, apunta. Otro de sus éxitos ha sido Herr Pep La metamorfosis, dos títulos sobre la vida de Pep Guardiola escritos por Martí Perarnau. “Es necesario que las biografías cuenten de una forma personal detalles no conocidos o la verdad en algunos temas que pudieron ser mal interpretados”.

Narrar desde la cercanía

En biografías como las mencionadas de Raffaella Carrà, el autor y el personaje no están ligados por una relación personal, lo que puede permitir –aunque no sea así en muchas ocasiones– una objetividad y que el retrato no se convierta en hagiografía. Pero en casos como el de Stewart Stern, que conocía de cerca a Paul Newman, es más complicado.

Valería Vegas se enfrentó a ese reto de narrar con equilibrio la biografía de una amiga en su libro Digo! Ni puta ni santa. Las memorias de La Veneno (2015). Ese trabajo supuso contar luces pero también partes más oscuras de la vida de una persona querida. “Procuré que ella quedase reflejada desde un lado más humano y probablemente más desconocido, ya que la televisión no solía mostrar esa característica. Y lo hice desde cierta subjetividad”, comenta Vegas. “Las sombras intenté mostrarlas de la manera menos sórdida ya que, en este caso, aunque ella estaba dispuesta a que su historia se contase con toda su crudeza, procuraba que siempre se la viese dignificada en lo que era su verdad”, explica.

Para ella, una buena biografía debe ser rica en detalles, nutrirse de calles, lugares, nombres y experiencias, como hizo en su libro. “No puede ser sólo un cúmulo de batallitas y reflexiones, sin ton ni son. Y me temo que ocurre bastante últimamente. Ya no hay biografías a corazón abierto, como las de Pilar Bardem, Amparo MuñozSara Montiel o Marisa Medina, desgranadas con detalle”. Vegas opina que muchas de las que se publican a día de hoy son “de baratillo, tanto en su contenido como en su continente. Parece que con cumplir 150 páginas a letra enorme, y unas pocas fotos, ya es suficiente”.

Javier Calvo y Javier Ambrossi adaptaron esas memorias de Cristina Ortiz firmadas por ella a la pantalla en su serie Veneno, estrenada en Atresplayer Premium en 2020, donde la propia Vegas tiene un pequeño papel. Ahora acaba de dirigir El enigma Nadiuska, un documental sobre esa actriz que desapareció de la vida pública después de triunfar. Aún no tiene fecha de estreno pero se verá en la misma plataforma que la serie. Ambos formatos permiten contar una biografía y la clave de ambos está en encontrarles su lado más comercial, sostiene la autora. “En el caso de un libro, hay que lograr que el lector sienta que se lo están contando a él, trasladarlo a una supuesta intimidad. Y en el caso del documental hay que lograr que la historia no se convierta en algo aburrido repleto de bustos parlantes”.

Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí