Monday, May 29, 2023
HomeNoticiasJunta médica de Indiana reprende a una médica que habló públicamente de...

Junta médica de Indiana reprende a una médica que habló públicamente de prestarle servicios de aborto a una niña, de 10 años, víctima de violación en Ohio

(CNN)– Una doctora de Indianapolis que reveló públicamente que prestó servicios de aborto a una niña, de 10 años, víctima de violación en Ohio, el año pasado, fue amonestada y multada por la junta de licencias médicas de Indiana después de que se determinara que la revelación violaba las leyes federales y estatales de privacidad del paciente.

Este jueves, la junta declaró a la Dra. Caitlin Bernard, ginecóloga y obstetra, responsable de tres cargos de violación de las leyes de privacidad del paciente, después de que el fiscal general de Indiana, Todd Rokita, presentara una denuncia contra ella en noviembre.

Sin embargo, la junta desestimó otras dos acusaciones de la denuncia, determinando que no violó las leyes que obligan a los médicos a informar inmediatamente de cualquier sospecha de abuso infantil y a mantenerse al corriente de las leyes de notificación obligatoria y de privacidad del paciente.

Bernard será multada con US$ 3.000 y recibirá una carta de amonestación, según la junta, que acordó permitirle seguir ejerciendo la medicina.

En la denuncia se alegaba que Bernard infringió la ley de privacidad del paciente al comentar el caso de la niña sin el consentimiento de la paciente o de un tutor —incluso sin utilizar su nombre— durante el verano, con el Indianapolis Star.

aborto

La Dra. Caitlin Bernard jura durante una audiencia ante la junta de licencias médicas del estado de Indiana, el 25 de mayo de 2023. (Crédito: Mykal McEldowney/AP)

La revelación de por qué la niña de Ohio hizo su viaje médico a Indiana, días después de que el Tribunal Supremo de EE.UU. revocara el fallo del caso Roe vs. Wade y pusiera fin al derecho federal al aborto, contribuyó a que Bernard se convirtiera en parte del debate nacional sobre el derecho al aborto en el condado.

Bernard declaró a CNN, el año pasado, que prestó servicios de aborto a la niña a finales de junio, y que la niña viajó a Indiana para someterse al procedimiento porque Ohio, tras la sentencia del caso Roe, prohibía en general los abortos después de que se detectara actividad cardiaca temprana, que es alrededor de las seis semanas de embarazo. La niña llevaba seis semanas y tres días de embarazo, según Bernard.

En el momento de la intervención, Indiana permitía abortar hasta las 20 semanas después de la fecundación. Desde entonces, el estado ha promulgado una ley que prohíbe el aborto en todas las fases del embarazo, con excepciones limitadas en caso de violación o incesto o para salvar la vida de la mujer, prevenir cualquier riesgo grave para la salud de la mujer y en caso de anomalías fetales letales.

El caso se convirtió rápidamente en un punto álgido en el enfrentamiento pos-Roe sobre el derecho al aborto. Varios políticos y medios de comunicación republicanos se mostraron inicialmente escépticos ante las afirmaciones de Bernard, hasta que un hombre fue acusado de violar a la niña y un detective de Ohio testificó que la niña había abortado en Indianapolis.

El presidente de la junta de licencias médicas de Indiana habló el jueves de apoyar una sanción contra Bernard.

“Mi razón para recomendar una carta de amonestación sería que no creo que ella esperara que esto se hiciera viral”, dijo el presidente de la junta, el Dr. John Strobel, durante las deliberaciones. “No creo que ella esperara que se prestara tanta atención a este paciente”.

“Pero sí creo que nosotros, como médicos, tenemos que ser más cuidadosos en esta situación”, dijo Strobel. “Creo que es una buena doctora. Creo que puede volver a ejercer”.

La decisión de Roe v. Wade: ¿Es Trump el responsable? 5:10

Cory Voight, codirector de la División de Litigios Complejos de la Oficina del Fiscal General, dijo que la denuncia se centraba en la decisión de Bernard “de hablar sobre su paciente a un reportero del periódico más importante de Indiana”.

“El efecto de esa decisión es que todo el mundo, el país, se enteró de su paciente. Se enteró de que una niña, de 10 años, fue violada y abortó”, dijo Voight, en su discurso de apertura.

La denuncia pedía a la junta de licencias que impusiera “medidas disciplinarias apropiadas”, pero no solicitaba una sanción concreta.

El abogado de Bernard tachó la denuncia de Rokita de “intento desesperado de intimidarla” a ella y a otros proveedores de servicios de aborto. Bernard mantuvo que no divulgó detalles protegidos sobre la niña.

“No revelé ninguna información médica protegida. Cumplí con todas las leyes de confidencialidad del paciente y HIPAA [la ley federal sobre privacidad y seguridad de los datos e  información médica protegida], según mi leal saber y entender”, declaró Bernard este jueves. “Y, de nuevo, no hubo ninguna información que yo divulgara que llevara a identificarla”.

El empleador de Bernard, Indiana University Health, dijo en julio que revisó el caso y determinó que la médica estaba “en cumplimiento de las leyes de privacidad”.

Encuentran a niña que desapareció hace más de dos semanas; acusan a su padre adoptivo de violación

Bernard fue exonerada de responsabilidad por violación de la obligación de denunciar los malos tratos a menores

En la denuncia se alegaba que Bernard no siguió los procedimientos correctos de notificación de abusos a menores a las autoridades de Indiana tras la realización de los servicios de aborto.

Tras las deliberaciones de este jueves, la junta médica estatal concluyó que Bernard no infringió los procedimientos y la declaró no responsable.

Bernard declaró a la junta que notificó inmediatamente a una trabajadora social del hospital los posibles abusos. La trabajadora social declaró que se puso en contacto con funcionarios de Ohio, donde se produjo la violación, y que las autoridades ya estaban investigando el caso.

Bernard informó del procedimiento de aborto al Departamento de Salud de Indiana el 2 de julio, dos días después de que se realizara, como exige el departamento, según documentos de la agencia obtenidos por CNN.

Bernard declaró este jueves a la junta de licencias que también había presentado el informe, en el que se señalaba el abuso, al Departamento de Servicios Infantiles de Indiana. El departamento se negó previamente a confirmar públicamente si recibió un informe de Bernard, citando la ley de confidencialidad.

— Elizabeth Wolfe y Kiely Westhoff, de CNN, contribuyeron a este informe.

Source

Roderick Guerrero
Roderick Guerrero
Roderick Bonilla es un reconocido editor de noticias de celebridades en un periódico español. Con su aguda curiosidad por la vida de los famosos y su habilidad para encontrar las últimas primicias, ha sido fundamental en la cobertura de noticias de entretenimiento. Su estilo vibrante y su capacidad para conectar con los lectores lo han convertido en una autoridad en el periodismo de celebridades.
RELATED ARTICLES

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular