(CNN) — Uno de los caminos más seguros hacia el éxito en el mundo del espectáculo es ser hijo de una persona famosa y exitosa.

A estos hijos se les llama “nepo babies” (nepo = nepotismo), y se han infiltrado no tan secretamente en innumerables bienes queridos de la cultura pop. ¿Quién era tu personaje favorito de «Stranger Things»? Robin, ¿verdad? «Nepo baby». ¿Tu antihéroe felino favorita de «The Batman»? Sí, es una «nepo baby». Si preferías al Acertijo en esa película, una noticia: su pareja en la vida real también es una “nepo baby”.

Que estas personas famosas y exitosas sean hijos o parientes de otras personas famosas y exitosas no es una sorpresa: es difícil olvidar con quién están emparentadas Maya Hawke y Zoë Kravitz cuando parecen la viva imagen de sus famosos padres.

Pero el término «nepo baby» es relativamente nuevo, una frase que ha inspirado culpa y ansiedad entre aquellos a los que describe. En el último número de la revista New York se presentaron docenas de hijos de famosos, algunos de los cuales fueron mostrados en pañales en una maternidad repleta de estrellas para su portada.

El número estalló como una bomba, conmocionando a los lectores al exponer los linajes de los famosos e incluso incluir un “nepo baby” sorpresa o dos. Algunos fans defendieron a sus ídolos; otros aplaudieron a la revista por su audacia de alienar potencialmente a innumerables celebridades. Algunas de las celebridades mencionadas respondieron.

Los “nepo babies” protagonizan series de streaming muy queridas y reciben premios. Han actuado en Broadway y han protagonizado importantes campañas de moda. Algunos son muy queridos. Otros son Chet Hanks.
En pocas palabras, según Nate Jones, de Nueva York: «Un ‘nepo baby’ es la prueba tangible de que la meritocracia es una mentira».

Breve historia del término «nepo baby»

«Nepo baby» se refiere al hijo de adultos exitosos que se ha beneficiado del nepotismo en industrias como el entretenimiento o campos adyacentes (la moda y los medios de comunicación son otros dos importantes). A diferencia de los «bootstrappers», que salen adelante por su cuenta, y los «don nadies» con talento natural, los “nepo babies” parten con una ventaja –las conexiones de sus padres–, aunque muchos de ellos afirman más tarde que su parentesco es una carga a la hora de labrarse un nombre propio.

Este año, la moda de los “nepo babies” se disparó tras la emisión de la segunda temporada de la controvertida serie de HBO «Euphoria». Algunos jóvenes espectadores se sorprendieron al enterarse de que Maude Apatow, miembro del reparto, es hija del director Judd Apatow («Knocked Up», «This is 40») y de la actriz Leslie Mann (también en «Knocked Up», «This is 40»). El director de «Euphoria», Sam Levinson, también es un «nepo baby»: es hijo del exitoso director Barry Levinson, con quien coescribió la película de HBO «The Wizard of Lies» antes de dirigir «Euphoria».

La actriz Maude Apatow y su padre, el director Judd Apatow, asisten a la 2022 HBO Emmys Party el 12 de septiembre en West Hollywood. Crédito: David Livingston/Getty Images

Estas conexiones sorprendieron a algunos usuarios jóvenes de TikTok, que iniciaron investigaciones sobre otros “nepo babies”relativamente poco conocidos. (Muchos de los más conocidos alcanzaron su punto máximo de fama antes de que la Generación Z tuviera edad suficiente para recordarlos). Estos videos popularizaron el término «nepo baby».

El debate sobre los “nepo baby” alcanzó un nuevo nivel en noviembre, cuando Lily Rose Depp, hija de Johnny Depp y Vanessa Paradis que también protagonizará una serie de Sam Levinson, rechazó el término en una entrevista con Elle: «A Internet le importa mucho más quién es tu familia que quién te elige para los papeles. Puede que consigas poner el pie en la puerta, pero sigues teniendo solo el pie en la puerta. Después viene mucho trabajo».

Los críticos se abalanzaron, incluida la supermodelo en ascenso Vittoria Ceretti, que ha trabajado para casas de moda como Chanel (y para quien Depp ha desfilado desde su adolescencia). «Tengo muchos amigos ‘nepo baby’ a los que respeto, pero no soporto escuchar cómo te comparas conmigo», dijo Ceretti en una historia de Instagram. «No nací con una cómoda y sexy almohada con vistas. Sé que no es tu culpa, pero por favor, aprecia y reconoce el lugar del que vienes».

Todo esto inspiró a Vulture, la revista de cultura pop de la revista New York, a lanzar una serie de fin de año sobre los “nepo babies”, que incluía una taxonomía exhaustiva de hijos famosos (y de los hijos menos famosos de padres ultrafamosos).

Quién es quién en el universo del nepotismo

La difusión de Vulture dejó claro que el universo de los “nepo babies” es vasto y potencialmente interminable. Están las jóvenes estrellas: Maya Hawke es hija de Uma Thurman y Ethan Hawke, y la estrella indie Riley Keough es nieta de Elvis. También hay un montón de ‘bebés’ bien conocidos, como Zoë Kravitz (hija de Lenny Kravitz y Lisa Bonet), Kate Hudson (hija de Goldie Hawn y su padrastro Kurt Russell) y Gwyneth Paltrow (hija de Blythe Danner y el director Bruce Paltrow).

Algunas entradas de la lista resultaron una sorpresa: dos de los tres miembros de «Please Don’t Destroy», exalumnos de la NYU que crean cortos digitales para «Saturday Night Live», son hijos de productores de «SNL». Las hermanas Rooney y Kate Mara son miembros de dos familias fundadoras de la NFL. Y la actriz de «Fantastic Beasts» Katherine Waterston es la hija con acento británico de Sam Waterston, a quien vimos recientemente en «Grace and Frankie».

Y luego están los que tienen tanto talento y/o están tan establecidos que su reputación de “nepo baby” ya no importa realmente. Jamie Lee Curtis es hija de Janet Leigh y Tony Curtis. La reputación de Dakota Johnson se remonta a varias generaciones: es nieta de Tippi Hedren, icono de «The Birds», e hija de Melanie Griffith, de «Working Girl», y de Don Johnson, de «Miami Vice». Y la ganadora del Oscar/icono gay Laura Dern es hija de dos nominados al Oscar, Diane Ladd y Bruce Dern.

jamie lee nepo baby

La actriz Jamie Lee Curtis y su madre, la actriz Janet Leigh, posan para una sesión de retratos en 1979 en Los Ángeles. Crédito: Colección Donaldson/Archivos Michael Ochs/Getty Images

Vulture también encontró algunas tendencias interesantes entre los “nepo babies”: ocho de ellos aparecieron en la película «Once Upon a Time … in Hollywood», de Quentin Tarantinto, según el medio. Las tres hijas de Meryl Streep son actrices que han aparecido en HBO. Varios otros “nepo babies” protagonizaron «Big Little Lies» de HBO, que también contó con Alexander Skarsgård, de los Skarsgårds. (HBO, que comparte empresa matriz Warner Bros. Discovery con CNN, es al parecer un importante empleador de “nepo babies”).

Los lectores se mostraron sorprendidos, indignados y encantados

Los «stans» de las estrellas destacadas por Vulture salieron a apoyar a sus ídolos, defendiéndolos por aprovechar su fama y criticando a la revista por señalar su historia familiar, que se puede buscar fácilmente en Google. (Nota: «Stan» es otro término para «fan acérrimo» popularizado por Eminem, cuya hija Hailie también está incluida en la lista de Vulture al ser presentadora de un podcast).

La actriz Eve Hewson («Bad Sisters», «The Knick») e hija de Bono, tuiteó burlonamente varias veces sobre el artículo. «Objetivos para 2023: tener el éxito suficiente para que me reconozcan como ‘nepo baby’», escribió antes de darse cuenta de que la habían mencionado en una infografía.

Y luego: «Dios, por favor pueden todos los ‘nepo babies’ unirse y disfrazarse de bebés gigantes para Halloween».

El artículo recordó algunas de las respuestas de los “nepo babies” mencionados cuando se les preguntó por sus privilegios. Maya Hawke dijo a Rolling Stone a principios de este año que en lo que se refiere al «asunto del nepotismo», reconocía que su linaje «definitivamente te da enormes ventajas en esta vida» y aunque «conseguirás oportunidades gratis… pero las oportunidades no serán infinitas». Maude Apatow, por su parte, dijo que la etiqueta la ponía «triste» pero que intenta «no dejar que le afecte porque obviamente entiende que (está) en una posición muy afortunada».

Algunos críticos señalaron que algunas de las inclusiones en la recopilación de Vulture eran exageradas: Phoebe Bridgers, por ejemplo, fue incluida entre los «bebés de la industria» como «hija de un constructor de sets» junto al joven nominado al Oscar Lucas Hedges, cuyo padre es director y cuyo abuelo fue ejecutivo de HBO. A algunos de los fans de Bridgers les pareció incongruente comparar las conexiones de las dos estrellas con la industria.

La mayoría de los “nepo babies” elegidos por Vulture no han respondido a la difusión ni al revuelo que suscitó. Al fin y al cabo, muchos de ellos son tan famosos que pueden evitar participar en este tipo de tendencias.





Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí